Presentan queja en CDHEC por discriminación médica y policial a trabajadora sexual transgénero

Según información proporcionada a medios por la Comunidad San Aelredo A.C, al interior del Motel Corona, ubicado en Bulevar Fundadores, la madrugada de este viernes una sexoservidora transgénero fue golpeada y al pedir auxilio a elementos de la Policía Municipal, estos no procedieron a la búsqueda de los agresores; al tiempo que paramédicos de Bomberos se negaron a ayudarle a subir a la ambulancia que la trasladaría al Hospital General de Saltillo, donde, según relata el comunicado, personal médico no quiso cambiarla de camilla para la revisión y tratamiento pertinente, para evitar contagiarse de alguna infección de transmisión sexual, argumentando que presentaba lesiones con sangrado.

Tras este contexto, la mañana de este lunes, Noé Leonardo Ruiz Malacara, presidente de la Comunidad San Aelredo, en representación de la persona afectada −luego de entrevistarse con ella este sábado−, acudió a la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Coahuila (CDHEC), para interponer una queja formal por discriminación de género.

“Es una queja en cuanto a la discriminación que sufrió una compañera, que fue golpeada y que la negligencia tanto del personal  de la Policía Municipal, de los paramédicos de Bomberos y del personal del Hospital General, pudo haber derivado en algo más grave, es decir, la discriminación y la falta de atención, por ser una mujer trans que se dedica al trabajo sexual, quiere decir que es una persona que vale menos y que no necesita la atención”, comentó Noé Leonardo Ruiz Malacara.

Informó que la agredida, identificada como Alejandra Borjan, quien resultó con varios golpes y heridas superficiales, presentó en paralelo una denuncia en la Fiscalía General, con la esperanza de que se castigue a los culpables que, según contó el activista, se encuentran identificados.

“Llegó una tía de ella, y entre su tía y una chica de las que están trabajando, la agarraron y la subieron a la camilla, la subieron a la ambulancia y ya su tía se fue con ella hasta el Hospital General. Cuando llegaron al Hospital volvió a pasar lo mismo, el personal de enfermería dijo ‘es que viene ensangrentada, no la podemos tocar’, pero ¿por qué no la podemos tocar? si no es una persona que tenga alguna infección de transmisión sexual”, señaló.

Agregó que es la primera vez que la Comunidad presenta una queja de este tipo en lo que va del 2019 y dijo temer que, al haber omisión del caso por parte de autoridades pertinentes, la situación pueda repetirse, no solo en alguien miembro de la comunidad LGBTTTIQ, sino en la ciudadanía en general.

“La queja ante la CDHEC es en sentido, en que el personal tanto de la Policía Municipal como los paramédicos, como el personal de atención del Hospital General, reciban una capacitación en cuanto al trato a las personas. La discriminación y el estigma pudo haber derivado en la muerte de la compañera, porque se sofocó y perdió el conocimiento por unos segundos. También la queja es porque llegaron más de 10 unidades (de Policía) al Hotel, pero ninguna de ellas hizo por buscar a quienes, presuntamente, eran los responsables”, explicó.

Por último, Ruiz Malacara esperó que con esta denuncia se haga justicia para Alejandra Borjan, quien “lloró al sentir la discriminación de la cual fue objeto”. (OMAR SOTO)

 

Acerca del autor
Reportero de El Heraldo de Saltillo. Apasionado por la cultura y lector voraz.
×
Reportero de El Heraldo de Saltillo. Apasionado por la cultura y lector voraz.