Antigua estación del tren, convertida en refugio de migrantes  

Los planes para construir el Museo del Ferrocarril en la antigua estación del tren de Ramos Arizpe nunca prosperaron, y ahora el inmueble permanece en el abandono mientras el paso del tiempo y el vandalismo han causado estragos tanto en el interior como en el exterior del que sería un recinto cultural, convertido ahora en refugio de los migrantres que cruzan por la ciudad.

Cabe recordar que las integrantes de la asociación Valle de las Labores y el ex alcalde Erasmo López Villarreal, hicieron las gestiones necesarias para que la compañía Kansas City reconstruyera la estación para que fungiera como un museo dedicado a la tradición ferrocarrilera de Ramos Arizpe; sin embargo, el recinto permanece a merced de los vándalos que han causado daños en  las puertas, ventanas y paredes, además de que hurtaron el cableado eléctrico del inmueble.

Doña Rosa, habitante de la calle Ferrocarril que ha vivido por 40 años en el sector, declaró que ella resguarda las llaves de una de las puertas principales, pues los pandilleros de las colonias aledañas han ingresado en varias ocasiones para hacer destrozos y “grafitear” las paredes.

Incluso, los migrantes que descienden del tren se resguardan en el museo para protegerse de las inclemencias climatológicas. “Hace poco vinieron 30 familias de migrantes, venían niños chiquitos y se metieron para pasar la noche aquí, cuando escucharon que el tren ya venía se salieron para alcanzarlo” relató.

A pesar de que Doña Rosa pide que se abra este espacio para resguardo de los migrantes, los vecinos no están de acuerdo con que utilicen el recinto para pernoctar, pues desde su punto de vista ellos son los que han dañado el inmueble, sin embargo, Doña Rosa desmiente esta versión, aludiendo que los jóvenes son los que causaron destrozos.

“Yo pediría que se habilite este espacio para los migrantes, porque necesitan un lugar donde quedarse mientras siguen su recorrido, porque desde que se creó el museo solo lo han visitado pocas veces y lo abandonaron, entonces es mejor darle otro uso” manifestó.

Los interiores aún conservan algunos objetos de exhibición, inclusive en una de las paredes se mantiene un letrero alusivo a los precios de los viajes de tren. Los vecinos piden que se rehabilite este espacio para que los daños no sean mayores y la estructura no sea destrozada. (LESLIE DELGADO)

 

 

 

 

 

 

 

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.