“En la calle” quedó ex director de Casa Alameda luego de su incendio

Luego de que la madrugada del 18 de julio la antigua casona que albergará al colectivo “Casa Alameda”, sucumbiera ante las llamas producto de un incendio y ante los señalamientos de responsabilidad hacia este grupo, realizados por los propietarios del inmueble, el director de este proyecto cultural, Josafath Benavides, declaró que tras lo sucedido se quedó en “la calle, sin proyecto, sin casa”.

“Fue un accidente, yo estaba viviendo ahí. Es imposible creer que alguien va a atentar contra su patrimonio. Yo, literal, me quede en la calle, sin proyecto, sin casa, sin sueños, sin ropa, sin nada. Si alguien más luchó por esa casa, creo que fuimos nosotros. La casa quedó abandonada por 20 años, donde hijos de los dueños hacían raves (eventos de música electrónica, asociados a consumo excesivo de alcohol y drogas) y otro tipo de cosas”, mencionó Josafath Benavides, quien asistió a la presentación del Festival Ánimas del Desierto, donde el concepto “Casa Alameda”, apoyará en la logística del Desfile de las Ánimas y Xantolo.

El gestor cultural, aseguró que luego del siniestro que consumió en su totalidad la parte superior de la casa ubicada frente a Alameda Zaragoza y que contaba con más de 100 años de antigüedad, intentó, en vano, contactarse en varias ocasiones con sus dueños.

“Yo desde el principio intenté tener comunicación con los dueños (…). Hubo muchas irregularidades de su parte también como renteros, yo creo que también por eso no hubo tanta comunicación, ellos prefirieron cortar (…). La casa necesitaba mucho mantenimiento y nosotros estábamos trabajando duro, a nosotros ni siquiera nos correspondía un sueldo, todo era directamente al lugar (…). Me quedé sin nada”, expresó.

Agregó que no había emitido declaraciones con anterioridad ya que esperaba dialogar con los mismos. A su vez, dijo que ve “muy difícil” que el domicilio sea rescatado bajo el concepto de “Casa Alameda”.

“Yo no quise hablar después de la situación porque eran muchas cosas tanto emocionales como en cuestiones legales. Con quien primero tenía que aclarar era con el dueño, pero no hubo ese interés. Yo no he tenido acceso a peritaje y mucho menos, si está demasiado dañada”, reportó.

Por último, compartió el colectivo que preside continúa trabajando de manera itinerante, gracias al apoyo de la comunidad cultural local que le ha brindado espacios para continuar con su labor en favor de la difusión del arte. (OMAR SOTO)

 

Acerca del autor
Reportero de El Heraldo de Saltillo. Apasionado por la cultura y lector voraz.
×
Reportero de El Heraldo de Saltillo. Apasionado por la cultura y lector voraz.