Nuevo sindicato auspiciado por MORENA amenaza el imperio de Tereso Medina

0
1307

La Confederación Autónoma de Trabajadores va por los contratos colectivos de la industria automotriz que están en manos de la CTM

El dirigente de la CTM en Coahuila, Tereso Medina Ramírez, está viendo amenazado el control sindical que desde hace años mantiene en la industria automotriz establecida en nuestro estado, Guanajuato, Sonora y otras entidades, ante el surgimiento de un nuevo sindicato encabezado por un senador de MORENA, el cual pretende apoderarse de los contratos colectivos que actualmente están bajo el control del cetemista.

El nuevo sindicato se denomina CATEM (Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México) y está encabezado por el senador de MORENA Pedro Haces.

Cómo se sabe, durante décadas la CTM fungió como el enlace del PRI con el sector obrero. A través de éste sindicato, los priistas obtuvieron históricamente millones de votos “corporativos”, a cambio de posiciones políticas para sus líderes. Prueba de ello es que el propio Tereso ha ocupado diversos cargos públicos relevantes, entre ellos una diputación local y un escaño en el Senado de la República.

Pero, con la llegada de MORENA al poder, el panorama está cambiando rápidamente. El partido de Andrés Manuel López Obrador domina ya la Presidencia de la República, el Senado y la Cámara de Diputados, es decir, los poderes Ejecutivo y Legislativo. Pronto dominará también la Suprema Corte y con ésta al poder Judicial. A sus enemigos, como Eduardo Medina Mora, los está eliminando fácilmente, para colocar en su lugar a Ministros “afines a la causa”.

Pero a López Obrador le quedan tres grandes poderes por dominar, y seguramente va por ellos: la Iglesia, los medios de comunicación y los sindicatos.

En cuanto a la Iglesia Católica, López Obrador está impulsando el crecimiento de una religión alternativa, a la cual él pertenece: los Evangélicos. En la medida en que ésta religión crezca, el catolicismo se irá debilitando y él ganará poder.

En lo tocante a los medios de comunicación, en base al control que ejerce con la compra de publicidad selectiva y diferenciada, muchos ya están alineados: Tv Azteca, Proceso y La Jornada son sus consentidos, los que más presupuesto reciben. Televisa tuvo que doblar las manos, y por ello corrieron a Carlos Loret de Mola, para demostrar su buena voluntad con el gobierno de la 4T. El Universal y Excélsior cada vez está más alineados. Y a los no alineados, como Reforma, El Financiero y El Economista, AMLO los ataca cada que puede desde el púlpito de sus ceremonias mañaneras, y por supuesto, les tiene cerrada la llave de la publicidad oficial.

Y en cuanto a los sindicatos, López Obrador tiene en la mira a los más poderosos: el de Maestros, el de los Petroleros, el de los Mineros (para eso exoneró y se trajo de Canadá con todos los privilegios a Napoleón Gómez Urrutia), y por supuesto, a la CTM y a la CROC que tienen el dominio en la industria automotriz.

Tereso Medina, además de ser el dirigente de la CTM en Coahuila, es el Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Metal-Mecánica, Sidero-Metalúrgica, Automotriz y proveedores de autopartes en general, de la energía, sus derivados y similares de la República Mexicana “Miguel Trujillo López”, desde el cual mantiene el control de los contratos colectivos de trabajo de más de 250 mil trabajadores en Coahuila, Nuevo León, Guanajuato, Sonora y otros estados.

Por eso, y por sus evidentes vínculos con el PRI, AMLO y MORENA van por él, por las buenas, o por las malas.

Esta semana el sitio La Silla Rota difundió que el nuevo sindicato de trabajadores llamado CATEM (Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México), cuyo líder nacional es el senador Pedro Haces de Morena, está peleando el contrato colectivo de trabajo de la General Motors en Silao cuya titularidad ostenta la CTM de Tereso Medina.

“Ya es hora de acabar con el viejo sindicalismo”, dijo Pedro Haces de acuerdo a la publicación, en tanto que la representante de la CATEM en Guanajuato, Irma Contreras, dijo proclamarse en busca de un sindicato independiente que apoye a los operadores de General Motors en Silao.

“Debe respetarse su derecho de libertad sindical como lo establece la reforma laboral”, mencionó en referencia a la nueva reforma impulsada y aprobada por los legisladores de MORENA para dar paso a la creación de estos nuevos sindicatos.

Sin embargo, la pretensión de éste nuevo sindicato está enfrentando ya algunas resistencias. Mauricio Usabiaga, secretario de economía del Estado de Guanajuato dijo que ante el panorama de un sindicato independiente y las huelgas que conlleva,  solo traería repercusiones negativas en la planta de General Motors, uno de ellos, la desaparición de empleos, específicamente en Silao.

“No podemos llegar a un populismo tan ridículo como el que vivimos en los setenta, si a la empresa le va mal, nos va mal a todos”, dijo.

Sea como sea, MORENA a través del CATEM van por el control del sindicalismo en México, y a ver quién los detiene. (EL HERALDO)

 

 

 

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.