LA BÚSQUEDA DEL GRITO

0
82

El festejo patrio siempre tiene momentos cúspide, cada uno de esos momentos expresa la unidad nacional entorno a los valores que marcan comportamientos. Somos un pueblo apasionado, nos gusta festejar a veces un símbolo patrio o el recuerdo de independencia, otras veces al triunfo en futbol, porque no se trata de que festejemos todos los triunfos, algunos parece que no los entendemos, nos gusta festejar el futbol, ni la gran maleta de logros deportivos en los juegos panamericanos movieron una parte representativa de lo que hizo el menos importante de los triunfos futbolísticos.

Pero somos lo que hacemos y también lo que no alcanzamos a hacer. Un crisol, como dijo Vasconcelos de muchas razas fundidas y creadoras de lo único capaz de albergar el mexicanario, la raza cósmica.

Siempre buscamos, quizá esté en nuestra siempre aspiración de haber llegado a América y no que hubieran llegado a nosotros en América. Somos eternos buscadores, que continuamos la perpetua senda de un explorador que parece disfrutar de las emociones de descubrir más que las cosas mismas.

No hemos llegado al lago con el águila aun, lo seguimos buscando, donde construir Tenochtitlan. ¿Qué buscamos en lo que buscamos?, no es tautológica la frase, ya muchos empiezan a echar suertes por el candidato presidencial en el 2024, nos gusta la eterna búsqueda. Como el México precolombino que siempre quiso ver en el sol un dios que se comportara como él, no buscó el sol que fuese sol, sino el sol que fuese él.

Por sobre las filias y las fobias, veo que los festejos patrios se reciben y se disfrutan, en un país que gritó con fuerza grandes vivas y también con quienes desde la cárcel dieron el grito, como fue el alcalde de Amacuzac Alfonso Miranda Gallegos quien vía telefónica dio el grito de independencia desde el CEFERESO 14 donde está recluido desde 2018 por delitos de delincuencia organizada. En una acción tan surrealista que mismo Kafka se hubiese asombrado.

Pero Amacuzac no solo son sus 17 mil habitantes, sino en parte es todo México, recientemente acribillaron a uno de sus exalcaldes, haciendo de este municipio de Morelos nuevamente noticia. Sus pobladores gritaban azorados, no entendían o aun buscaban. Pero Amacuzac es México, y también es Morelos, la entidad federativa que lo alberga, ahí en Cuernavaca, capital del estado y tan solo a 47.6 kilómetros de Amacuzac está Cuauhtémoc Blanco, un futbolista y gran goleador quien es el gobernador, en sus biografías aún pesa más su carrera futbolística que la política, y la gente busca, festeja y sueña como un crisol que trasluce.

Pero entre todo ello, seguimos buscando en el cielo y en la tierra, viendo el reflejo del cielo y el horizonte ante la tierra. Esperando algún día encontrar aquello que nos enseñe nuevamente a buscar, avanzamos en la búsqueda, nos secamos en la búsqueda, y mientras tanto corre el tiempo, para maduros e inmaduros que seguimos buscando aquello que quizá ya olvidamos encontrar.

Yo soy Héctor Gil y estoy a tus órdenes.

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.