CAFÉ POLÍTICO

JORGE; AGRIO, OFENSIVO Y MORDAZ

¿Qué le estará pasando al alcalde Jorge Zermeño que se ha vuelto un hombre agrio, ofensivo y mordaz? Inicio con esta pregunta porque es del conocimiento de los torreonenses que Jorge, con el paso del tiempo, ha sufrido una metamorfosis que en lugar de acrecentar y hacer brillar su carrera política, se ha visto mermada y hasta rechazada por el grueso de la comunidad. Se supone que con el transcurso de los años, el hombre y la mujer se van haciendo sabios, cultos, ilustrados, inteligentes, expertos, preparados; pero sobre todo prudentes y juiciosos. Al presidente municipal de esta colapsada ciudad de Torreón no se le puede contradecir o señalar errores que su administración ha cometido porque de inmediato se sulfura y pierde los estribos. Ello en un político es frustración y desacierto toda vez que en lugar de enmendar errores y descuidos, parece que los alienta y promueve. De ahí que sus colaboradores se sienten con patente de corso para hacer y deshacer a su antojo. Y ello es grave (sumamente grave), máxime y en virtud si Zermeño aspira a una diputación federal y su esposa Astrid a una local o hasta la misma alcaldía.

 

IRRESPONSABLES, IGNORANTES Y COMPARSAS

Para muestra de lo anterior hay muchos botones, pero el último fue cuando el alcalde estalló contra los regidores del PRI y de Morena que rechazaron el aumento a las tarifas de agua potable. A ellos les dijo irresponsables, ignorantes y comparsas. Es decir, Zermeño cree que puede tratar con desprecio y humillación a la oposición en el Cabildo. Recordar que quienes le han antecedido en el cargo, aceptaron las críticas y discrepancias de manera responsable, estoica y ecuánime. A sus pares se les vio madurez política y oficio. Es decir, no tenían la piel tan fina y delicada como el actual. El tratar con la punta del pie a quienes como oposición tienen la obligación de ser verdaderos contrapesos al seno del cuerpo colegiado (Cabildo), pinta a un alcalde que en lugar de ir hacia adelante, de plano cayó en un bache, como los miles que hay en la ciudad sin contar los socavones que se han abierto con motivo de algunas cuantas leves lluvias y todo por la pésima calidad con lo que se construyen obras en la ciudad.

 

SIMAS COMO PEMEX

Cabe destacar que la Ley de Aguas del Estado en su artículo 28 fracción IV; el decreto de creación del SIMAS, artículo 9, fracción V; así como el Reglamento Interior de dicho organismo; este es el único facultado para estudiar y aprobar los aumentos de las tarifas del vital líquido. Después de que la paramunicipal haya realizado estudios, debe turnarlas al Cabildo para su análisis, discusión y en su caso la aprobación o modificación, y posteriormente incluirlas en la Ley de Ingresos. Por cierto, Zermeño señaló que “mienten los que dicen que no hay agua en Torreón” y los invitó a ir a abrir las llaves de las casas. Jorge demandó congruencia y que “entiendan que el SIMAS es una empresa de todos, no de su administración municipal por lo que los problemas no vienen de ahorita y si hay deficiencias y problemas es porque vienen de lejos sin que por ello quiera quitarse responsabilidades”.

 

NO HAY AGUA Y LA COBRAN CARA

Carajo. Zermeño vuelve a voltear pa’tras y le echa la culpa a pasadas administraciones cuando su gobierno lleva 21 meses (las dos gestiones inmediatas). Además nos quiere vender la idea de que SIMAS es de todos los Torreonenses. Es como cuando el Gobierno de la República señala que PEMEX es de todos los mexicanos, pero nos venden la gasolina a más de 20 pesos el litro. Ahora bien, la administración municipal en un principio pretendió incrementar las tarifas en un descomunal 20%. Finalmente reculó de este despropósito y quedó en un 5, 6 y 7 por ciento (sectores doméstico, residencial y comercial). Y vaya que no hay agua en varios sectores de la ciudad. Y así incrementan el servicio que además es pésimo por decir lo menos. Por cierto, las tarifas aprobadas y que entrarán en vigor en 2020, rebasan el índice inflacionario del año siguiente que será del 3.6 por ciento. Caray, vamos como los cangrejos; pésimos servicios a altos precios como si Torreón fuese una ciudad de primera. La verdad es que eso no se merece la población.

 

PÉSIMA CALIDAD

Ahora bien, las obras en nuestra sufrida ciudad son de pésima calidad. Las últimas que se han caído son los colectores de la Calzada Gómez Morín (la semana pasada); el cárcamo de la División del Norte y el cárcamo de la calle Lago de Guadalupe (el viernes pasado); se colapsó el pavimento del Bulevar Las Quintas del Fresno (la semana pasada) cuando esta obra de reposición de colector duró 1 año y dos meses ante el hartazgo de los vecinos; la afectación del pavimento  de la calle González Ortega entre las avenidas Ocampo y Escobedo; el abandono de más de un mes de la obra del cárcamo pluvial Provitec; y así por el estilo parece ser la constante de esta administración.

 

“ATILA”… POR DONDE PISA NO CRECE LA HIERBA

Aquí el asunto es que nuestras duchas antenas nos confirman que quien está detrás de todo esto es Antonio Loera López (a) “Atila”. Es decir, nos informan que aunque el municipio pague 90 millones de pesos a empresas foráneas, estas subcontratan al Sistema Integral de Mantenimiento Vial y a Toño Loera para que hagan los trabajos de ínfima calidad. La idea es quedarse con la mayor comisión, sin importar que las obras duren solo unos cuantos meses o semanas ya que nuevamente harían negocio con la reposición. El cuento es de nunca acabar pues. Ahora bien, a pesar de que el gobierno de Torreón se ha caracterizado por ser eminentemente recaudatorio, los millones de pesos que ingresa nadie sabe a dónde van a parar. Si hubiese obra importante y de calidad, otro gallo cantaría, pero la realidad es que no hay nada que presumir. Y vaya que van, repito, 21 meses de gobiernos consecutivos. 

 

BIEN POR EL FISCAL GENERAL

En tema menos turbulento y proceloso. Quien se lleva los aplausos esta semana es el Fiscal General Dr. Gerardo Márquez Guevara, un destacado penalista producto de la cultura del esfuerzo que ha puesto en alto el nombre de Coahuila. Es que colocó a la entidad en el tercer lugar del Ranking de Procuración de Justicia 2019 de todo el país. Cabe destacar que el análisis se basó en los siguientes temas: estructura, operación, resultados y política criminal. Otros indicadores son la confianza en el Ministerio Público y Fiscalías del país; los buenos resultados en cuanto a procurar justicia; la certeza y garantía en el cumplimiento de las órdenes de aprehensión; así como en el porcentaje de sentencias de tres años o menos y la impunidad en el tipo de homicidio doloso.

 

REFERENTE NACIONAL

Además de los anteriores indicadores hay que sumar que Gerardo Márquez (para sus cuates “El Zurdo”) incentivó dependencias como la Comisión para la Instrumentación del Sistema de Justicia Penal –actualiza al personal ministerial y de atención a víctimas–, y el Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública –que fortalece el equipamiento de espacios y elementos operativos–, ha hecho que nuestro bello y pujante estado revolucionario sea referente nacional al posicionarlo en el número 3 de las 32 entidades en el país. Se dice fácil, pero no cualquier lo logra. Órale.