CÁPSULAS SARAPERAS

 

Saltillo y el derecho de Media Anata

En esta ocasión te platico sobre el año de la fundación de esta hermosa ciudad de Saltillo.

Según encontré información en el archivo municipal, a finales de los años de 1700 existía un impuesto real que cobrabá el Rey de España, siendo este Carlos IV. Este tributo se cobraría a todas las villas y ciudades que fueron fundadas o “hechas”, como dice el documento histórico, antes de 1664. Este impuesto era conocido como el derecho de Media Anata, que fue impuesto, valga la redundacia por el Rey Felipe IV, en 1631.

El cobro que el monarca español trataba de hacer a la Villa de Santiago del Saltillo y al Pueblo de San Esteban de la Nueva Tlaxcala, poblaciones que hoy conforman esta hermosa ciudad de Saltillo, fue requerido por la hacienda real en el ya lejano año de 1795. Las autoridades de la villa y del pueblo se trasladaron de inmediato a la intendencia de San Luis Potosi, donde se encontraba la represetación de la autoridad hacendaria, para comprobar que la fundación de ambos poblado fue antes del año de 1664, por lo que estaban excentos del cobro de este impuesto real.

Lo interesante de esta Cápsula Sarapera es recordar el incendio que dejó en cenizas al entones archivo de la Villa de Santiago, siniestro que sucedió en 1669, y en el cual el acta de fundación quedó calcinada, destruyendose. La autoridad de la villa comprobó que la población fue fundada antes de 1631, por lo que estaba excento del cobro, pero la autoridad comprobó su año de fundación con un documento fechacho el 29 de enero de 1560. Si estimada y estimado Saltillense, lo leyó bien, 17 años y medio antes del año oficial del cual festejamos la fundación de Saltillo. Y las autoridades del pueblo de San Esteban lo comprobaron con documentos firmados el 22 de junio de 1591, casi tres meses antes de la fundación oficial del pueblo.

De ser cierto, este dato cambiaría totalmente la historia de la fundación de la Villa de Santiago del Saltillo, hoy nuestra hermosa ciudad de Saltillo, ya que además de no haber sucedidó en 1577, tampoco habría sido fundada por el portugues Alberto del Canto.

Pues bien, así de interesante es la historia, así de interesante es nuestra hermosa ciudad de Saltillo.

Artículo anteriorINDICADOR POLÍTICO
Artículo siguienteCRÓNICAS TURÍSTICAS
Es Saltillense*, papá de tres princesas mágicas, Rebeca, Malake y Mariajose. Egresado de nuestra máxima casa de estudios, la Universidad Autónoma de Coahuila, en donde es catedrático, es Master en Gestión de la Comunicación Política y Electoral por la Universidad Autónoma de Barcelona, el Claustro Doctoral Iberoamericano le otorgó el Doctorado Honoris Causa. Desde el 2012, a difundido la historia, acontecimientos, anécdotas, lugares y personajes de la hermosa ciudad de Saltillo, por medio de las Cápsulas Saraperas. *El autor afirma que Saltillense es el único gentilicio que debe de escribirse con mayúscula.