PAPELERÍA EN TRÁMITE

0
13

Ha pensado en lo dicho por el presidente López sobre los temas de su partido. Y en el peligro de sus declaraciones todos los días en sus mañaneras. Andrés Manuel López Obrador, afirmó que si MORENA se echara a perder, le gustaría que cambiaran el nombre: «Si el partido que ayudé a fundar se echara a perder, no solo renunciaría a él, sino que me gustaría que le cambiaran de nombre porque ese nombre nos dio la oportunidad de llevar a cabo la cuarta transformación de la vida pública del país. Entonces no se debe de manchar ese nombre», comentó. Pero no es la primera vez que lo hace o dice eso. ¿Recuerda dónde comenzó su carrera política el filósofo de Macuspana? En el PRI, fue presidente del comité estatal priista de Tabasco y participó en importantes decisiones de gobierno como el «Pacto Ribereño». Un acuerdo por el que campesinos debían recibir indemnizaciones de PEMEX por los daños que la explotación petrolera ocasionó en sus tierras. Luego brincó al PRD, en los momentos de gloria del partido, ya que lo llevó dos veces a buscar la presidencia de la República, pero rompió con ellos por obvias razones. Estuvo 23 años como militante, López Obrador decidió separarse del partido que ayudó a fundar para crear su movimiento. Ahora años después vuelve a lanzar la amenaza contra la gente de su partido, al ver la voracidad y además darse cuenta que todo lo que critica, desaira y quiere erradicar está en las filas de sus senadores, diputados y funcionarios. López está perdiendo el control del partido, del Frankenstein que fabricó, compuesto por: ambiciones socialistas, priístas desmedidos, panistas inmorales, perredistas inmaculados y a la cabeza de todos ellos, el arrebato de Porfirio Muñoz Ledo.

Beatriz Pagés directora de la Revista “Siempre!”, retoma el caso de MORENA y su rebelión. Arrojando datos muy interesantes, ¿sabe usted cuánto ganan estos nuevos lideres o gestores sociales el Gobierno Federal? Gastan más de 190 millones de pesos al mes en los salarios de 17 mil 66 servidores de la nación. Es decir, los encuestadores desplegados en todo el país para realizar el “Censo del Bienestar” 259, tienen un salario bruto mensual de 73 mil 507 pesos. Ocho se encuentran en nivel intermedio, ganan de 28 mil 768, dos personas ganan este sueldo, 31 mil 608 lo ganan y otras dos personas más, 36 mil 509 pesos. Mientras que los que recaban información de casa en casa, perciben 10 mil 217 pesos al mes que son más o menos 16 mil 799 son encuestadores. Este es el ejército de López Obrador que va estar usando para sus fines personales y electorales. No pase desapercibido esta sentencia a partir de diciembre. Es decir, en tres meses los volverá a ver en las calles de Coahuila. Este nuevo ejército de lideresas y lideresos de lo que tanto se quejaron los de MORENA lo tienen en casa. Su calaña es la misma, sólo la camisa que lavan los domingos es de diferente color.