Promueve Hospital Universitario de Saltillo prácticas de apego inmediato y alojamiento conjunto en mamás y sus bebés

Al atender a al menos 120 partos mensuales, el Hospital Universitario de Saltillo promueve las prácticas del apego inmediato y alojamiento conjunto en mamás y sus bebés. La primera consiste en permitir que el recién nacido permanezca con la madre desde el momento de su nacimiento, mientras que la segunda posibilita que el bebé no sea separado de la misma durante su estadía en el sitio.

“Yo creo que es único hospital de la ciudad que no separa al bebé de su mamá cuando nace. El bebé se queda en la cama con su mamá, en todos los demás hospitales, salvo el Hospital General, que tengo la idea que hacen lo mismo, los llevan a cuneros”, compartió en entrevista con El Heraldo, Laura Elena Fernández Ríos, jefa de servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario.

Por su parte, Daniel Verástegui, residente de esta área, explicó la importancia de que mamás y bebés se mantengan en constante cercanía desde el nacimiento, por lo que recomendó a las féminas aplicarlas para el inmediato beneficio de sus hijos.

“Primero que nada es el calor, los bebés necesitan el calor para evitar que tengan dificultades respiratorias. El que una mamá abrace a su niño y le pase su calor, desde ahí empieza el beneficio. También, en todos los hospitales hay bacterias hospitalarias, todas las personas tenemos en nuestra piel bacterias benéficas, cuando la mamá se pega a su bebé, le pasa bacterias benéficas, en lugar de bacterias hospitalarias”, comentó Daniel Verástegui.

A su vez, la doctora informó que estas actividades están recomendadas por organizaciones expertas en la salud, ya que también apoyan a generar lazos afectivos importantes que se mantendrán toda la vida.

“Esta es una práctica avalada por la Organización Mundial de la Salud. Si el bebé está en buenas condiciones, ahí se puede hacer la valoración o se puede retirar un momento nada más para que lo valore el pediatra y que vea que está bien. Es una práctica que se recomienda”. (OMAR SOTO)