Brasil resiste las críticas recibidas por el incendio en el Amazonas

0
18
 (Xinhua/Nick Paleologos)  

Rio de Janeiro.- El incendio en la Amazonía brasileña y las críticas surgidas en todo el planeta provocaron la respuesta del gobierno brasileño, que criticó principalmente al presidente francés, Emmanuel Macron, quien aseguró que se trata de una «crisis internacional» y sugirió que fuera debatida en la reunión del G-7.

Según divulgó esta semana el estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (Inpe), entre el 1 de enero y el 20 de agosto, hubo 74.155 incendios en Brasil, lo que representa un aumento del 84 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado. Más de la mitad de ellos (el 52,6 por ciento) fueron en la selva amazónica, el mayor pulmón verde del mundo.

Ello provocó una campaña internacional, con los hashtags #prayforamazonas y #actfortheamazon, en la que varias celebridades mundiales expresaron su preocupación por el fuego y pidieron más control al gobierno brasileño.

Este jueves, el secretario general de la ONU, el portugués Antonio Guterres, aseguró estar «profundamente preocupado» con los incendios en la Amazonía y afirmó que «no podemos permitir que se produzcan más daños en una importante fuente de diversidad y oxígeno» del planeta.

Por su parte, el presidente francés Emmanuel Macron, aseguró que «nuestra casa está quemando. Literalmente. La floresta amazónica, el pulmón de nuestro planeta, que produce el 20 por ciento del oxígeno de nuestro planeta, está en llamas. Es una crisis internacional. Miembros del G7, vamos a discutir esta emergencia de primera orden dentro de dos días», en alusión a la cumbre que el grupo realizará en Biarritz (sur de Francia).

El gobierno brasileño criticó lo que consideró una intromisión en los asuntos internos del país.

El presidente Jair Bolsonaro lamentó que Macron «busque instrumentalizar una cuestión interna de Brasil» para «beneficios políticos personales» y criticó el «tono sensacionalista» sobre la Amazonía.

Bolsonaro dijo que «el gobierno brasileño sigue abierto al diálogo, con base a los datos objetivos y en el respeto mutuo» y calificó la voluntad de Macron de abordar la cuestión en la cúpula del G7 «sin la participación de los países de la región, recuerda una mentalidad colonialista que no cabe en el siglo XXI».

Por su parte, el vicepresidente Hamilton Mourao dijo que el presidente francés desconoce lo que está sucediendo realmente en Brasil.

«Ya hubo declaraciones del propio presidente (Bolsonaro). Ahora, tiene que haber un esclarecimiento. Macron no tiene conocimiento de lo que está pasando aquí. Esta cuestión de los incendios ocurre en cada período de sequía. Normalmente, ocurre próximo a las ciudades, en áreas medio degradadas», comentó.

Mourao defendió que es necesario desmitificar las versiones divulgadas sobre el asunto en la prensa internacional.

Ya el ministro de la Casa Civil, Onyx Lorenzoni, afirmó que «no tenemos que dar importancia para estas palabras de quien quiere impedir que Brasil comercialice». Según él, Europa usa la cuestión del medio ambiente para «confrontar los principios capitalistas» y para establecer barreras contra el crecimiento económico del país sudamericano.

«Por qué tienen tanto interés en crear dificultades a Brasil? Brasil es un gran competidor en materias primas, es un gran competidor en bienes minerales y es la última gran reserva de la humanidad en biodiversidad», aseguró ante la prensa.

Según él, las críticas recibidas desde Europa son las reacciones a lo que dijo ser un mecanismo de protección, como las que hubo con la fiebre aftosa, que complicaron las exportaciones de carne brasileña al mercado europeo en los años 2000.

Para intentar apaciguar el cruce de declaraciones, el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araújo, aseguró que la Cancillería creará un grupo de trabajo con Francia para discutir la deforestación en la Amazonía.

«Las autoridades saben de nuestro compromiso, con Francia ya acordamos crear un grupo de trabajo para intercambiar informaciones, para que podamos dar las informaciones más actuales sobre los esfuerzos en el combate a la deforestación», explicó Araújo.

Por su parte, el canciller francés, Jean-Yves Le Drian, anunció que el país europeo dará 9 millones de euros en un proyecto de cooperación sobre la Amazonía entre los países que forman la mayor selva del mundo. (XINHUA)

×
Latest Posts