ANIMAL DE COSTUMBRES

0
25

En el seno familiar adquirimos hábitos que nos acompañan durante el resto de nuestra vida. Gran cantidad de prácticas arraigadas nos convierten en animal de costumbres, expresión usada para los seres a los cuales nos cuesta trabajo abandonar determinadas rutinas. Muchas de nuestras actividades diarias no son decisiones deliberadas, sino un acto reflejo, por ejemplo, el decidir cómo nos vestiremos.

El autor del libro The power of habits, Charles Duhigg, afirma que nuestra capacidad de pensar disminuye cuando ejecutamos un hábito y la actividad neurológica puede ser mínima. Declara que no podemos eliminar los hábitos de tajo, sino sustituirlos por otros. Dichos hábitos se conforman de un disparador, una rutina y una recompensa. El primero le ordena al cerebro cuál hábito ejecutará de acuerdo con cada situación. La rutina es el comportamiento, ya sea físico, emocional o mental. Y la recompensa le dice al cerebro si vale la pena acumular un hábito nuevo.

A la mayoría de las personas nos cuesta trabajo cambiar nuestros hábitos sin importar si son o no positivos. Si queremos afianzar los positivos, debemos acompañarlo de otros elementos. Por ejemplo, hacer ejercicio diariamente, para esto es importante elegir un disparador como dejar a la vista la ropa deportiva. Una vez repetida la acción, el cerebro pedirá recompensa y mandará un impulso neurológico para hacer del ejercicio una necesidad. Es un punto anhelado para quienes disfrutamos de practicar alguna rutina deportiva.

El propio Duhigg expone que para los hábitos desfavorables debemos modificar un componente del círculo, no todo al mismo tiempo. Si quieres, por ejemplo, dejar de fumar, es necesario analizar si quieres satisfacer el disparador, es decir el momento; o la recompensa que sería el cigarro. Si quieres socializar, sal con tus amigos y toma café, eso sustituirá el deseo de fumar. Si lo haces con frecuencia habrás sustituido el hábito. Dar una vuelta de tuerca y arriesgarse a cambiar será una buena elección, en especial si es para mejorar y dejar de ser animal de costumbres.

[email protected]