EN EL TINTERO  

0
18

El ejemplo en casa

En Coahuila el 30 por ciento de la población infantil padece de obesidad y sobrepeso, por lo que al inicio del próximo ciclo escolar se tomará el peso y medidas de los estudiantes de educación básica con el objetivo de someterlos a un plan de nutrición y activación que les permita tener una vida más saludable.

Lo anterior significa una excelente medida de salud, pero desde el ámbito gubernamental. ¿Qué pasa si estas acciones no van acordes al plan de alimentación que se tiene desde el hogar? Ningún esfuerzo de las instituciones será suficiente para erradicar un problema grave en nuestro país y en nuestra entidad.

Marta Alicia Romero Reyna, subdirectora de Prevención y Promoción a la Salud, asegura que se coordinarán con diversas dependencias, principalmente con la Secretaría de Educación para sacar a Coahuila de los primeros 15 lugares nacionales con esta problemática.

“Queremos una sociedad participativa para poder enfrentar este problema, porque de las personas que tienen obesidad y sobrepeso, una de cada cuatro personas desarrolla diabetes e hipertensión, un dato importante del cual hay que tener conciencia para pensar en una alimentación adecuada”, así lo expresó y justamente menciona la clave para tener éxito “sociedad participativa”.

La funcionaria de la Secretaría de Salud expuso que se trabaja en una estrategia epidemiológica que incluye la capacitación de docentes a fin de que puedan coadyuvar con los objetivos de dicho programa; además de la vigilancia, regulación y la atención en las dependencias que participan en este plan integral.

Cuántas veces no escuchamos a los profesores decir que han trabajado más allá de lo que es su función primordial incidiendo en la sensibilidad de los padres de familia para que puedan tener buenos hábitos en casa y reciben a cambio: quejas y demandas.

¡Atención papás! Los maestros, en su mayoría, son aliados y buscan el bienestar de nuestros hijos, pero hay que estar muy cerca de ellos y sus actividades en la escuela para poder lograr que salgan adelante. No me dejará mentir, que en algunas escuelas también los programas de desayunos con planes nutricionales para este objetivo se han convertido en muchos casos un negocio redondo para los propios padres de familia.

Urge poner de nuestra parte y entender la importancia de una buena alimentación en casa, pues mientras el 30 por ciento de la población infantil padece sobre peso y obesidad, en el caso de los adultos la cifra alcanza el 70 por ciento. Lo que nuestros hijos ven en casa lo repiten fuera del hogar,

En Coahuila, durante el ciclo escolar pasado se reportó una reducción en la estadística de aproximadamente un 5 por ciento, en menores que pasaron de tener obesidad a sobrepeso y siguen un plan médico para lograr su peso ideal.

Esta problemática es un factor de alto riesgo para el padecimiento de la diabetes tipo 1, que ataca principalmente a los niños. Es hora de ponernos a hacer un buen plan nutricional empezando en casa para nosotros mismos y ser el ejemplo de nuestros hijos.

 

Author Details
Reportera desde enero de 2000. Fundadora de la Agencia de Noticias Digital UNIMEDIOS. Actualmente titular del noticiero Capital Noticias 91.3FM en Saltillo y Coordinadora de Contenidos de Capital Media Coahuila. Escribo la columna “En el tintero” que difunde El Heraldo de Saltillo, La Otra Plana y Capital Coahuila.
×
Reportera desde enero de 2000. Fundadora de la Agencia de Noticias Digital UNIMEDIOS. Actualmente titular del noticiero Capital Noticias 91.3FM en Saltillo y Coordinadora de Contenidos de Capital Media Coahuila. Escribo la columna “En el tintero” que difunde El Heraldo de Saltillo, La Otra Plana y Capital Coahuila.