DE BUENA FUENTE

0
28

¿Fuego moreno?

El secretario general del IMSS, Javier Guerrero García, puede ver frustrado su proyecto de volver a candidatearse para la gubernatura de Coahuila.

Y es que en redes sociales, especialmente Facebook, varios internautas coahuiltecos recordaron el pasado del político sanpetrino, y su relación laboral con Rosario Robles, en Sedesol federal.

Es posible que las filtraciones en contra de Javier sean producto del “fuego amigo”, una vez que el senador Armando Guadiana Tijerina, se encuentra en el ostracismo político, lejos de Andrés Manuel López Obrador.

De resultar Guerrero García salpicado en el escándalo de Chayito Robles, Javier tendrá que despedirse de abanderar a Morena, como aspirante al gobierno de Coahuila.

Por cierto, el ex mandatario estatal, Enrique Martínez y Martínez es también uno de los secretarios de estado, al que citan en la llamada “estafa maestra”,

Hay que recordar que en ese tiempo, EMM firmaba como titular de Sagarpa.

Por lo pronto, mientras no se demuestre lo contrario, Javier y EMM son inocentes, y su único problema, es estar en el lugar equivocado, con las personas equivocadas.

 

 

Reto lagunero

Recuperar para el PRI, el ayuntamiento de Torreón, está en chino mandarín, pues el Revolucionario Institucional carece ahora de figuras relevantes.

De hecho el organismo político más fortalecido con posibles candidatos, es el Partido Acción Nacional.

El legislador local Marcelo Torres Cofiño, y la actual primera dama Astrid Casale, son solo dos de las más viables aspirantes albiazules a gobernar la Perla lagunera.

En Morena, el ex niño azul panista, Luis Fernando Salazar, se abre paso para ser candidato a la Presidencia Municipal torreonense, con la venia de Mario Delgado, actual líder de la fracción parlamentaria en el Congreso de la Unión.

Sin embargo, en el PRI brilla la poderosa figura de la senadora Verónica Martínez, como única alternativa para que el tricolor recupere la icónica población irritia.

Claro, en caso de que la política lagunera logre el visto bueno de la flamante secretaria general del PRI, Carolina Viggiano.

Para el tricolor, Verónica es la única y mejor alternativa

 

Jaime es el bueno

No es por intrigar, pero cada vez se fortalece entre la clase priista saltillense, la conveniencia de que el legislador Jaime Bueno, sea el sustituto natural de Manolo Jiménez.

Su currículo laboral, y su perfil conciliatorio se imponen a los de otros posibles aspirantes, sin contar que carece de lastres y rémoras políticas.

No lo pierdan de vista…

 

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.