Retomar gradualmente los hábitos sanos permite un mejor regreso a clases: IMSS

0
118
 (Xinhua/Alejandro Ayala) 

Se recomienda a los padres de familia incorporar reglas simples en el hogar para los menores 

Apoyar al infante a retomar de manera gradual los hábitos correctos de sueño, higiene y alimentación, contribuye a disminuir el cansancio y estrés que genera el inicio del ciclo escolar, coadyuva a una pronta adaptación y todo ello redunda en un óptimo desempeño escolar.

La especialista en pediatría del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), adscrita al Hospital General de Zona (HGZ) No. 1, Gabriela González Iruegas, recomienda a padres y madres de familia facilitar a sus hijos el regreso a clases por medio de la aplicación gradual de reglas y horarios flexibles.

Realizar las modificaciones de manera paulatina, en lo posible durante esta semana, permite a las y los infantes un correcto apego tanto en el plano físico, como en el aspecto mental y motivacional.

“A muchas niñas y niños les agrada la idea de volver a clases, en la familia está el reto de generar las condiciones para hacerlo con alegría y entusiasmo, lo cual facilita el aprendizaje”, comenta.

La primera y más importante sugerencia es acostumbrar a los menores a dormir y levantarse temprano; el objetivo es regresar a la escuela descansado.

Explica que durante las horas de sueño se activa la hormona del crecimiento, se fortalecen las defensas, y tanto el cuerpo como el cerebro desarrollan una gran cantidad de actividades químicas indispensables para estar sano.

Los horarios de aseo, desayuno, comida y el tipo de alimentación deben retornar cuanto antes a lo habitual. Es esencial sustituir por fruta y productos naturales cualquier golosina, fritura o comida chatarra.

Una recomendación importante para las madres de familia, sobre todo a aquellas que trabajan, es realizar una planeación de las comidas para el estudiante, comprar los ingredientes necesarios para preparar los refrigerios saludables por semana o por quincena, y así evitar que los pequeños salgan de casa sin ingerir alimentos.

Remplazar el dinero por un lunch garantiza que el infante consumirá productos sanos, limpios y preparados en casa, señala.

La higiene personal es un asunto esencial, que también tiene relación con la salud. Estos días son adecuados para llevar a los niños y niñas a cortarse el cabello, recortar uñas de pies y manos, y determinar el horario para el baño diario.

Se sugiere acortar poco a poco el tiempo que dedican a los juegos de video o para ver televisión, e involucrarlos de manera lúdica en acciones como lavar la mochila, bolear zapatos, armar pares de calcetas, forrar libros o marcar con su nombre los artículos que integran la lista escolar.

Un último punto, no menos importante, es aprovechar estos días para revisar la salud de la niña o el niño y estar atentos a cualquier manifestación o síntoma de alguna enfermedad, a fin de que se ausente lo menos posible una vez que inicie el ciclo escolar.

Asignar cada día una tarea simple y comenzar a establecer horarios permitirá que toda la familia regrese de una manera más suave al ámbito de las responsabilidades en la institución educativa, reducirá el cansancio, el estrés y con ello a alcanzar un mejor desempeño, concluye la especialista. (EL HERALDO)

 

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.