DE BUENA FUENTE

0
178

La más querida….

La joya de la corona en el PRI a nivel nacional se llama Coahuila, y el domingo pasado en la elección del nuevo dirigente Alejandro Moreno demostró que es un estado difícil de convencer para sumarse a la oposición.

Tal vez por esa razón, el mismo domingo, en su visita a Ramos Arizpe, el Presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a visitar cada dos meses la entidad.

Y es que Coahuila es el único estado tricolor en el norte del país, pues Tamaulipas es albiazul, Nuevo León independiente, y Durango, es panista.

Además, el Gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís es uno de los mandatarios estatales mejor calificados por la ciudadanía, y que incluso goza del respeto de los alcaldes de extracción ajena el PRI.

En Coahuila, Alejandro Moreno ganó la elección interna, y no hubo ningún problema de impugnación por las otras dos fuerzas participantes.

Las últimas mediciones políticas que llegan a Palacio Nacional señalan el nulo crecimiento de Morena en el estado, y advierten que en gran parte se debe a la poca simpatía que generan el senador Armando Guadiana Tijerina, y el coordinador federal de Programas Sociales, Reyes Flores Hurtado.

López Obrador es un ente político de gran visión y sabe que solo su presencia puede revertir el daño casi irreparable causado por Guadiana y Reyes, merced a sus delirios narcisistas.

Las legisladoras morenistas, Eva Galaz, y Melba Farías, tampoco ayudan al proyecto electoral, pues una por su avanzada edad, y otra por su inexperiencia, son un cero a la izquierda a la hora de llevar votos a la Cuarta Transformación.

La verdad es que mientras el Gobernador Riquelme mantenga en equilibrio los actuales niveles de crecimiento económico y los índices de seguridad, se antoja difícil que los ciudadanos se aventuren a votar por otra opción distinta al PRI.

Al menos mientras el senador y el súper delegado sigan de divos.

Al tiempo…

 

Arribotota…

Un verdadero tanque de oxígeno político resulto para Carolina Viggiano y Rubén Moreira Valdez, el triunfo de Alejandro Moreno como nuevo dirigente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI.

De golpe y porrazo, Viggiano Austria se convierte en una de las figuras más poderosas y prominentes del tricolor, desde su nuevo cargo como secretaria general de este organismo político.

El ex mandatario estatal, también se ubica en una posición privilegiada, como asesor de calidad en el Comité Ejecutivo priista.

Y es que aunque el PRI es ahora la tercera fuerza electoral en el país, siempre será mejor ser cabeza de ratón, que cola de león.

 

Acerca del autor
×
Columnista
Latest Posts