CAPITALES

0
144

FRANCISCO TREVIÑO AGUIRRE

ENERGÍAS RENOVABLES: LAS MÁS ECONÓMICAS Y SIN SUBSIDIO

En los últimos años, el mundo ha marchado hacia las energías renovables. Según un informe de la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA), la energía renovable no subsidiada es ahora la fuente más barata de generación de energía. El informe encuentra que el costo de instalación y mantenimiento de las energías renovables, que fue un obstáculo importante para la adopción masiva, continúa en una trayectoria descendente. Además de los esfuerzos existentes realizados por gobiernos y el sector privado, se espera que estos costos bajos impulsen aún más la adopción masiva de energías renovables. El informe aborda la importancia de las energías renovables en el desarrollo sostenible y la necesidad de que los gobiernos ayuden a alcanzar los objetivos climáticos del Acuerdo de París. Adicionalmente, el informe destaca que la energía eólica y solar fotovoltaica es menos costosa sin asistencia financiera que cualquier opción de combustible fósil. Los bajos costos tecnológicos hacen que las energías renovables sean la columna vertebral de la descarbonización, un objetivo climático crucial. Los pronósticos de costos para la energía solar fotovoltaica y la energía eólica terrestre continúan siendo revisados y a medida que surgen nuevos datos, las energías renovables superan constantemente las expectativas previas. El impacto perjudicial del cambio climático, incluidas las olas de calor más intensas, el aumento del nivel del mar y la pérdida de hielo glaciar, se está volviendo cada vez más evidente en todo el mundo. Se proyecta que estas alarmantes tendencias empeorarán con un aumento de temperatura de 2 Grados Celsius por encima de los niveles previstos, según el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático. De acuerdo a la información anterior, librar al mundo de los combustibles fósiles y eliminar el impacto del cambio climático depende de defender la adopción de energías renovables, una hoja de ruta que requiere un esfuerzo conjunto entre el sector privado, los gobiernos y la sociedad. La energía sustentable sigue siendo una prioridad para las Naciones Unidas, misma que se incluye en sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Los ODS defienden la adopción de energía renovable para todo el mundo, y exige que los gobiernos garanticen el acceso a energía accesible, confiable, sostenible y moderna para todos. Durante muchos años, las entidades financieras percibieron las energías renovables como riesgosas debido al costo de la tecnología y su implementación, lo que llevó a tasas de interés altas para quienes solicitaban fondos para la generación de energía renovable, pero esta tendencia ha disminuido desde principios de la década del 2 mil. El costo promedio ponderado mundial de la electricidad proveniente de la energía solar fotovoltaica, geotérmica, terrestre y eólica marina disminuyó en un 14 por ciento en promedio, y la energía hidroeléctrica en un 12 por ciento. Estas nuevas estadísticas demuestran que el uso de energía renovable es cada vez más rentable en comparación con otras fuentes, incluso cuando las energías renovables deben competir con la industria de combustibles fósiles altamente subsidiada. Hoy por hoy, se vislumbran importantes cambios positivos, donde se demuestra que vez más empresas están ingresando a la industria de las energías renovables a medida que aumenta el número de Acuerdos de Compra de Energía (PPA), y donde más de 10 millones de personas desarrollan alguna actividad dentro la industria mundial de las energías renovables.

Twitter: @pacotrevinoa
email: [email protected]