ACONTECER

PÉRDIDA DE TIEMPO

Pese a la pérdida de tiempo que representa y la enorme pérdida de tiempo que implica, LÓPEZ OBRADOR insiste en viajar por carretera en lugar de hacerlo por aire, como el 99.99 por ciento del resto de los presidentes en el mundo.

Esta semana que terminó rompió el récord, concluyendo en Ramos Arizpe la visita −hasta el momento− de 38 clínicas rurales del IMSS; en todas ve lo mismo, y en todas dice lo mismo. Una presidencial pérdida de tiempo, pero que a él le permite seguir en campaña, y sacarle la vuelta a los temas que realmente le importan al país.

El jueves llegó a Torreón; de ahí viajó tres horas por carretera a Rodeo, Durango. Sabrá Dios dónde habrá dormido, pero el viernes lo reportaron en Guadalupe Victoria, también en Durango, a dos horas y media de distancia del punto anterior.

Luego, fue a Vicente Guerrero, Durango (1:40 de trayecto) y a Río Grande, en Zacatecas (1:50 de recorrido). El sábado recorrió las clínicas de Tlaltenango, a tres horas y media de distancia de la anterior, Villanueva (1:54 de trayecto) y supongo que durmió en Zacatecas, a una hora de camino de este último punto.

El domingo recorrió también por carretera las casi tres horas que lo separan de Concepción del Oro y después de visitar la clínica de ese lugar, tardó otra hora y media en llegar a Ramos Arizpe. De aquí debió de haberse ido por tierra al aeropuerto de Monterrey (otra hora y media perdida); y de ahí a la Ciudad de México.

En suma, muchísimas horas de tiempo perdido, en carreteras que no siempre están en óptimas condiciones y en las que en muchos tramos no cuentan ni siquiera con señal de telefonía celular. “Un presidente incomunicado por horas, y entre tanto ¿Quién gobierna al país?”

MISIÓN IMPOSIBLE

¿Para que tanto riesgo y tanta pérdida de tiempo, teniendo parado desde hace meses un avión presidencial que nos cuesta a todos los mexicanos decenas de millones de pesos diarios? Y que, además, está resultando una “misión imposible” vender, según declaró Fabrizio Feliciani, de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos a la cual AMLO le encomendó la venta del dichoso avión.

La Fuerza Aérea Mexicana, el Ejército y la Marina tienen además cientos de aeronaves en las que AMLO se podría trasladar más rápido y más seguro. Entonces, ¿Por qué esta enfermiza obsesión de seguir viajando por carretera? ¿Por qué el avión es “fifi”? ¿Por qué lo compraron los odiados neoliberales? Como que ya va siendo hora de que el presidente supere sus traumas y complejos, y se ponga a gobernar, ¿no cree usted?

¿DE REGRESO?

“¡#FundaciónEMyM presente! Hoy visitamos comunidades vulnerables de  #Saltillo trabajando los temas de prevención y apoyo clínico. ¡Chécate y cuídate!”, fue el mensaje que en redes sociales publicó ENRIQUE MARTÍNEZ Y MARTÍNEZ, acompañado de fotografías en las que aparecen su esposa y él entregando apoyos a personas de alguna comunidad rural que no identifica ¿Esta Enrique buscando retornar a la política o es una actividad meramente altruista? El que tenga tienda, que la atienda.

BARBAS A REMOJAR

Este lunes se define la suerte de ROSARIO ROBLES, la cual pudiera ser vinculada a proceso por los delitos que se le imputan. Aquí en Saltillo algunos de sus parientes han de andar bastante nerviosos, sobre todo aquellos que, ayudados por ella y por las conexiones que mantenía en las más altas esferas de gobierno, tanto en el estado como a nivel federal, lograron establecer de forma “meteórica” una de las empresas constructoras más exitosas en Coahuila. Tal vez usted se acuerde de ésta, fue a la que se le “hundió” el puente en Otilio González y LEA; y también la que se encargó de construir la carretera que uniría a Múzquiz con el estado de Chihuahua, misma que nunca concluyó. ¿Otra estafa maestra?

[email protected]