CINEMATÓGRAFO

0
186

“Mentada de padre” ¿Otra comedia ligera?

Lejos han quedado aquellos años que se caracterizaron por los grandes cómicos –que por cierto se hicieron en la calle, en la carpa y en la pantalla grande-, el cine mexicano ha caído en una temporada complicada para el género de la comedia, tan arraigada en su origen y que tantas satisfacciones diera a los cineastas y actores mexicanos, pero que hoy pasa por un momento difícil y “Mentada de padre” es un reflejo de ello.

Y es que a pesar de contar con recursos económicos, en muchos casos histriónicos y guionísticos, la falta de pericia del director, la petulancia de algunos histriones y hasta la necesidad de darle espacio a escuelas, marcas o productos, han llevado al cine mexicano de comedia en franca picada.

Es verdad que no son todos los filmes, pero pareciera que los que reciben más presupuesto y reflectores, han quedado a deber en cuanto a calidad, dejando ver al espectador gags clicheros y verdaderamente poco graciosos.

En “Mentada de padre”, Fernando Rovzar y Mark Alazraki (directores), pretenden imprimirle un sello particular y peculiar al filme, sin embargo, la comedia ligera, aquella que lleva consigo sentimientos forzados no deja de esta presente, por el contrario, parece convertirse en el modelo establecido, que no se puede superar.

Ambientada en 1940, la cinta narra el momento en que Don Lauro Márquez Castillo (Héctor Suárez) el patriarca de la familia, reúne a sus hijos para anunciarles que está por fallecer y les exige competir en varias actividades que se transmiten en vivo, a través de un programa radiofónico, para hacerse acreedores a la herencia.

El filme protagonizado por Héctor Suárez, Antonio Gaona, Osvaldo Benavides y Mauricio Barrientos «Diablito», pareciera estar enfocado a un sector muy específico, el mismo que ha seguido con gran atención este tipo de filmes que no dejan mucho en el espectador y que vale decirlo, han fracasado rotundamente.

Ni la aparición breve de Héctor Suárez ayuda a levantar el filme, que se queda en otro intente de buena comedia, que si somos honestos, desde hace muchos años solo han salido a la luz algunos garbanzos de a libra, como “Nosotros los nobles” (2013) en cuanto a calidad y taquilla. Una cinta medianamente recomendable.

Sólo le recuerdo que la imaginación se disfruta más en la oscuridad del cine, así que no deje de asistir a su sala favorita.

Para dudas, comentarios o sugerencias escríbame al correo electrónico [email protected] o sígame en mis redes sociales “CinematografoCeroCuatro” en Facebook y “Cinematgrafo04” (sin la “ó”) en Twitter.

 

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.