DE BUENA FUENTE

0
180

Lobo, lobito…

El empresario José Agustín Lobo, levantó la mano para ser considerado por algún partido político como un viable candidato a la alcaldía de Arteaga.

El propietario de Grúas Lobo, por fin arregló sus problemas legales y ya fue exonerado de las acusaciones que enfrentó por temas fiscales.

Agustín se encuentra listo para regresar a la actividad política en Arteaga, y solo falta que algún organismo político lo invite a participar.

El único partido al que Lobo no se afilia, es al de Unidos, de Rubén Humberto Moreira Guerrero. Y eso que es muy amigo del Profe.

 

Dos tipos de cuidado…

Ya que hablamos de asuntos legales, desde Monclovita la bella, jurisconsultos de rancio linaje se comunican para señalar que mi amigo Fernando Rodríguez, alias el Demonio de Tasmania, se fue de Coahuila por razones de pesos.

Quesque Fernando salió huyendo de la región centro debido a dos denuncias por fraude que se formalizaron en su contra, en un juzgado monclovense.

El abogado castañense, – dicen – se refugió en Cancún, sitio paradisiaco en el que hizo vida familiar, hasta que el senador Armando Guadiana Tijerina lo invitó a trabajar en su equipo.

Los paisanos acereros aseguran que Fer es ahora la mano derecha y vocero del político morenista en asuntos de carbón, y cobra como asesor en el Senado de la República. ¿Será?

 

Elección dominical…

A piedra y lodo encerró este miércoles el líder estatal del PRI, Rigo Fuentes, a los integrantes del comité directivo coahuilteco, para ver la organización de la elección de la dirigencia nacional tricolor que se efectuará el próximo domingo.

Rigo no quiere descuidar ningún punto, pues sabe que del éxito del proceso interno depende su futuro político y laboral.

Y es que tiene la invitación de Carolina Viggiano, candidata a secretaria general del PRI nacional, para incorporarlo en un cargo en las oficinas centrales del Revolucionario Institucional.

Así hasta un servidor le entra a organizar elecciones…

 

Sueños de gloria…

Sigue viva la candidatura de Álvaro Moreira a una diputación local, y si todo sale bien, brincar a la postulación como alcalde de Saltillo.

El único inconveniente es que Alvarito no será líder del Congreso local, pues ese espacio ya está destinado para Lalo Olmos, ex alcalde de Torreón, y ex subsecretario de gobierno.

Sin embargo, Moreira Valdés sueña con ocupar la curul, pues eso lo pone en línea directa para suceder al alcalde sarapero, Manolo Jiménez.

Veremos y diremos…