Cómo los mexicanos están convirtiendo a sus difuntos a través del proceso del diamante conmemorativo

 Un diamante Conmemorativo es un hermoso homenaje a un pariente fallecido

La industria funeraria en México maneja un monto de alrededor de MXN 12.000.000, con un estimativo de previsión funeraria que alcanza apenas al 2% de la población. Un diamante a partir de cenizas ofrece una solución permanente a la mayoría de las deficiencias de la industria como el hacinamiento en los cementerios, que es el mayor problema de México.

Después de la cremación: una innovación suiza que crea un diamante conmemorativo a partir de las cenizas o el cabello del difunto ser querido

Un diamante conmemorativo consiste en un diamante sintético, realizado desde la extracción del carbono de las cenizas y transformadas a través de un proceso específico que acelera la generación de la piedra.

Un diamante a partir de cenizas es posible gracias a la existencia de 18% de carbono en el cuerpo humano. Los diamantes son básicamente carbono cristalizado y pueden variar su color según los niveles de hidrógeno o nitrógeno. Un diamante conmemorativo podrá tener una tonalidad transparente cuando se trate de un producto netamente realizado con carbono, o más azulado o ámbar si la pureza no es total.

La novedad del diamante conmemorativo en México reside en la posibilidad de conservar las cenizas del ser querido en un objeto bello, noble y con un profundo valor que lo distingue de cualquier otra joya.  Por otro lado, el diamante conmemorativo representa una posibilidad interesante frente a los procesos funerarios tradicionales.

El diamante conmemorativo cuenta con un balance de calidad y precio, y su costo representa netamente el nivel de tecnología necesario para el producto. El proceso para obtener un diamante a partir de cenizas consiste en 6 pasos realizados en un exclusivo laboratorio con exigentes normas de control y calidad para generar un diamante conmemorativo de máxima pureza;

Primer paso: Consiste en examinar el material con el que se va a trabajar, que generalmente consiste en las cenizas de la cremación. Los expertos analizan si el cabello o las cenizas contienen suficiente carbono para lograr un diamante conmemorativo, ya que la cantidad puede variar en cada caso. Si no se alcanza el porcentaje mínimo de carbono, se informará a la familia.

Segundo paso: También conocido como nano cristalización planetaria. En este paso se remueven todos los químicos inestables del compuesto de las cenizas.

Tercer paso: Esto es trata de la purificación al vacío con calor. Los cabellos o cenizas son purificados a temperaturas extremas para eliminar impurezas volátiles, eliminar el oxígeno e incorporar gases inertes para resguardar las cenizas o el cabello de la oxidación que puedan afectar al diamante conmemorativo. En algunos casos, se pueden aplicar altos voltajes en un contenedor hermético energizado para fundir y evaporar productos químicos, purificando aún más el carbono sólido.

Cuarto paso: Esto es la purificación química húmeda del carbono. El carbono del cabello o las cenizas se coloca en un recipiente seguro y resistente, en un ambiente químico húmedo para aumentar la pureza mediante la eliminación de metales pesados, logrando una pureza del 99,99% en el diamante a partir de cenizas.

Quinto paso: El último paso es la generación del diamante conmemorativo a través de la cristalización HPHT (alta presión y alta temperatura). En esta etapa el carbono purificado se extrae y se convierte en grafito en forma de un cilindro. El cilindro está envuelto en materiales de protección y en espiral y se coloca en la máquina sintetizadora de diamantes, donde se generará el diamante conmemorativo.

La transformación de diamantes a partir de cenizas lleva de 6 a 9 meses, dependiendo del tamaño y el color del diamante conmemorativo que se creará. Este procedimiento impacta en el diamante conmemorativo precio, pero se contrapone con un producto de alta calidad certificada.

Actualmente, los laboratorios que se dedican al diamante conmemorativo rubro son pocas debido a su gran nivel de especificidad y del tratamiento de cenizas. Una de ellas es LONITE, una empresa especialista en el diamante conmemorativo originaria de Suiza. LONITE tiene una sucursal en Búfalo, Nueva York, en América del Norte.

Diamante Conmemorativo: ¿Por qué los mexicanos están adoptando alternativas modernas al entierro?

 

La congestión cementerio es una de las deficiencias del entierro tradicional

Las tradicionales costumbres funerarias se encuentran con un radical cambio de panorama en el siglo XXI en México y en el mundo: globalización, precios elevados y cementerios repletos son algunos de los nuevos factores que ponen en jaque a la antigua industria funeraria y ponen en escena al diamante conmemorativo a partir de cenizas encima.

Alerta roja en los cementerios: Las concesiones impiden que muchas personas sean enterradas en su ciudad por falta de espacio. Algunos ayuntamientos han tomado el problema de cabeza a cabeza y localizan tumbas abandonadas para hacer espacio, prohibir la reserva de sitios o negarse a vender concesiones perpetuas. Actualmente, la ley exige a los familiares exhumar el cuerpo desde la tumba después de una cantidad de años para liberar espacio.

La globalización aporta un nuevo tinte a la situación familiar de la conformación social en México. Hoy en día, muchas familias viven en distintos países del mundo, lo cual genera una situación compleja a la hora de mantener una tumba. Generalmente se buscan soluciones más permanentes como el diamante conmemorativo realizado con las cenizas.

Por otro lado, la alta demanda de entierros lleva a precios exorbitantes a los cementerios. Los Servicios Sociales de México ofrecen un subsidio a familias por MXN 7.500, pero funerales más sofisticados con servicio completo y ataúd pueden alcanzar los MXN 180.600.

Las alternativas al tradicional entierro como la cremación son ambientalmente más seguras dado que el entierro bajo tierra emana fluidos que contaminan el suelo y las aguas subterráneas. La cremación y la transformación de cenizas en elementos conmemorativos se posicionan como una alternativa que además resulta asequible.

El diamante conmemorativo precio puede resultar elevado a corto plazo para algunas familias de México, pero este tipo de tratamiento de las cenizas además de ser ecológicamente conveniente es, a largo plazo, una excelente forma de compartir la memoria del fallecido con allegados de forma permanente. Se evitan las preocupaciones respecto a los lapsos de tiempos y la remoción del cuerpo de la tierra.

La preferencia de los Diamantes en Memoria sobre otras alternativas se debe a que;

Los diamantes son un símbolo de amor e infinito, a la vez que implican una conexión infinita con la memoria del difunto.

Representan la continuidad física, ya que el difunto se mantiene presente en el diamante. Es decir que sus restos pueden acompañar a uno o más integrantes de la familia en anillos o colgantes, o cualquier tipo de engarce.

Los diamantes son un eterno homenaje a la vida del difunto. Transparentes, llenos de brillo por la luz que reflejan, y sobre todo únicos, recibirán el cuidado de un tesoro a través del tiempo.

Se pueden transmitir de una generación a otra en eventos especiales de la vida, como bodas, aniversarios, fiestas de compromiso, etc., como un legado familiar. Representan un legado original acompañado de una historia única que podrá ser contada con el paso de los años.

Movilidad: puede llevar consigo el diamante conmemorativo en todo momento, en lugar de esperar todo el año para que el Día de los Muertos pase tiempo con su ser querido fallecido. Un diamante a partir de cenizas cuenta con la portabilidad como principal ventaja frente a las cenizas, ya que se puede emplazar en objetos de oro o plata y preservarlos así de un imprevisto.

Diamante conmemorativo precio en México: ¿cuánto deberías invertir?

El valor del diamante conmemorativo en México depende del tamaño, el corte y el color de la gema solicitada. También depende de la empresa que se contrate, ya que cada una difiere en costos.

El precio del diamante conmemorativo en México comienza en MXN 28,000.

Algunos diamantes conmemorativos pueden ser más caros por el trabajo técnico extra requerido para producirlo. Por ejemplo, en piezas pequeñas se requiere extrema precisión, o mismo el gran esfuerzo para lograr un diamante totalmente incoloro que no cuente con ningún resto de nitrógeno o boro.

Aceptar la pérdida de una persona es una prueba muy difícil y el duelo es un proceso. Esta prueba requiere trabajo en uno mismo, lleva tiempo y el camino a seguir es en varias etapas. El diamante conmemorativo te mantiene cerca de un ser querido, lo que facilita el proceso de duelo.

 

 

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.