Tiroteo en El Paso es una de las tragedias más grandes que han vivido mexicanos en EU: Ebrard

 (Xinhua/Str)

El tiroteo en El Paso, Texas, cuyo saldo fueron 22 personas muertas, es una de las tragedias más grandes que han vivido los mexicanos que viven en Estados Unidos, consideró este martes el canciller Marcelo Ebrard.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) viajó el lunes a El Paso, donde se reunió con cinco de las familias afectadas, publicó el sitio web de El Financiero.

«Sin duda es una de las tragedias más grandes que le ha tocado vivir a las y los mexicanos en territorio norteamericano. Recabamos testimonios muy impactantes de las personas que estuvieron ahí, detalles que hablan de una maldad sin fin de esta persona”.

«Entrar a una tienda de Walmart en un día de ofertas para días de clases. El tipo con toda sangre fría se puso unos audífonos para no escuchar las detonaciones y los gritos de las personas. Entró y disparó a mansalva contra las personas, sean estas de 9 años o bebés o familias completas», narró Ebrard.

El sábado 3 de agosto, un tiroteo en una tienda Walmart dejó como saldo al menos 22 muertos, de acuerdo con lo informado el lunes por la policía local.

Asimismo, confirmó que ocho mexicanos murieron en el lugar.

«Tenemos confirmado el fallecimiento de ocho personas, cuatro mujeres y cuatro hombres (…). Personas heridas y todavía en tratamiento tenemos seis. En estado delicado hay tres personas y tres en situación estable y fuera de riesgo. Y se han dado de alta dos personas, una de 9 años de edad, la más pequeña, y la otra de 60 años de edad», confirmó.

El canciller informó que los cuerpos de los mexicanos fueron liberados el lunes por sus familias.

Señaló que fue un ataque binacional pues en El Paso un gran porcentaje de personas son mexicanas o de origen mexicano.

20 minutos antes de que comenzara el tiroteo, un manifiesto bajo el título ‘La verdad incómoda’ fue publicado en un foro en línea declarando que la masacre en El Paso era en respuesta a la «invasión» de los hispanos que cruzaban por la frontera sur.

Investigadores creen que las palabras son del sospechoso Patrick Crusius, de 21 años, quien se entregó a las autoridades poco después de la masacre del sábado, y escudriñan el documento mientras sopesan si procesan la masacre de 20 personas como un crimen de odio.

El canciller sostuvo que este ataque se trató de un caso de terrorismo, y señaló que la Fiscalía General de la República iniciará el procedimiento legal correspondiente.

Sobre esto último, el presidente de EU, Donald Trump, pidió el lunes al FBI investigar y acabar con los crímenes de odio y terrorismo doméstico. (CON INFORMACIÓN DE EL FINANCIERO Y AP)