FRATERNIDAD ATENEÍSTA, AMIGOS PARA SIEMPRE!!

0
234

 

EDUARDO MARTÍNEZ 

Después de 45 años vuelven a reunirse y enmarcan con este lema su aniversario “Separados por el tiempo…Unidos por la amistad” me refiero a la generación CVII del Ateneo Fuente, su porra más emblemática e inspiración del Dr. Juan Salas González los transporta en el recuerdo a “ese equipo de doctores, ingenieros, abogados, bachilleres afamados, ese equipo sinigual, vamos daneses a ganar”.

Sin duda ese canto de guerra que se gritó muchas veces en sus competencias deportivas, nuevamente sonará en las instalaciones de su amado colegio hoy que vuelvan a reunirse más de 150 egresados de esta generación este próximo 10 de agosto del año en curso.

Así como todas las generaciones egresadas de este emblemático colegio de bachilleres con más de 150 años de existencia, esta no podría ser la excepción, ya que también se significa grandemente por sus ex alumnos, algunos como deportistas emblemáticos en su momento y hoy distinguidos profesionistas, otros con grandes dotes artísticas que se siguieron consolidando y que en la actualidad los hace un referente entre su generación, otros incursionaban en su despertar político y ya daban visos de liderazgo que los hacía sobresalir,  también hay quien desde su juventud destacaba en sus estudios por sus altas calificaciones y que hoy son distinguidos profesionistas en beneficio de su comunidad y hasta del país.

Por sus aulas transitaron hombres y mujeres jóvenes que se forjaron bajo la batuta de aquellos grandes maestros que fueron guía que marcaron huella en cada uno de ellos. Hoy después de 45 años volverán a recorrer sus pasillos y verán las aulas con nostalgia pero a la vez con mucha admiración por aquellos catedráticos que fueron emblema de su Ateneo Fuente, de los cuales me atrevo a nombrar algunos: Eliseo Torres, Ramón Moncada, Ernesto Duque, Federico González Nañez, Leopoldo Medina, Genaro Dávila, Antonio Gutiérrez, Estela Barragán, Jorge Ruiz Shubert, Evelio Gónzalez, Catalina de la Fuente, Luis Rios Schoeder, Humberto Cordero, Salvador Durón, Abel Medina, Daniel Flores, Ramón Ramos, Ana María Cepeda, Marco Antonio de Valle, Armando Fuentes Aguirre y Jesús Santos Méndez, de estos, algunos tenían su apodo que es como más los recuerdan, pero dejo a los egresados que sean ellos los que atiendan ese derecho.

Hoy sin duda que el volver a pisar de nuevo las instalaciones de su Alma Mater los conducirá a recordar momentos nostálgicos que significaba el despertar de su juventud, hay quien diga que en aquellos tiempos, aprendió todas las primeras cosas, buenas y malas y no tan malas, la primera novia, el primer beso, la primera serenata, el primer baile, la primera copa, el primer cigarro, etcétera, etcétera concepto que dice y encierra muchas cosas.

El entorno era de huateques de viernes y sábados, reuniones a las que acudían invitados y no invitados o sea colados o gorrones, aquellas fiestas que se enmarcaban con la música de los años 70s quizá la década más bailable dicen los que saben de ese tema, canciones en inglés como; “Superstition” de Steve Wonder, “Cocodrile Rock” de Elthon John, “The Joker” de Steve Miller Band, Rock the Boat de The Hues Corporation y una que hoy sería referente de su generación “You´re sixteen” de Ringo Starr, también la música en español hacia bailar muy juntito a las parejas con canciones de artistas como Julio Iglesias, Roberto Carlos, José José, Rocio Durcal, Juan Gabriel, los Ángeles Negros y para que le sigo si ya llovió, y demasiado.

Aquel México de 1974 era una época controversial desde el punto de vista político, mediados del mandato de Luis Echeverría Álvarez a quien se le recuerda por la devaluación del peso, Copa Mundial de Futbol a la que no asistimos por una vergonzosa eliminación, pero en fin, no todo era agrio, la juventud de aquella generación vio su área de oportunidad precisamente en ese motor y se significó por su empuje para lograr metas y objetivos, era época de pelo largo, pantalón acampanado y minifalda, el vocho más arreglado hacía la diferencia, llantas anchas y estéreo de 8 tracks y hasta con quemacocos, y como no recordar el baile de graduación en las terrazas del Ateneo enmarcado con la música de los Grupos Sugar Ice Tea, Comparsa Internacional, Free Band y David Riojas, todo organizado por su comité de festejos que abanderaba como presidente de la sociedad de alumnos, el joven Edmundo Álvarez Gaona mejor recordado como el Bayo y así también a su Reina de la generación Adriana Cerecero, hoy una conocida artista del arte de la pintura y el Rey feo Juan Javier González mejor conocido como el Brujo, de esta generación emergieron los campeones de Futbol Americano categoría intermedia bajo el mando de Jorge Castro Medina Couch que dejó su legado en la memoria de muchos de sus discípulos, así también el profesor Jesús Morales de Basquetbol quien diera un campeonato nacional en categoría estudiantil y es importante recordar a otros como el Profesor Homero Cárdenas en futbol Soccer y en béisbol al Botas Herrera.

Don Carlos Saucedo era el prefecto y sus ayudantes Don Lolo y otro que llamaban “la burbuja”, así también es justo nombrar al inolvidable Peñita que vendía los lonches de Chicharrón y que era mecenas de varias generaciones  con ese producto para los estudiambres.

Son tantos recuerdos me mencionan los egresados, que no terminarían de enumerarlos, pero por nombrar algunos, ellos recuerdan los desfiles y veladas chuscas que eran de lo más divertido, así también los juegos de americano en el estadio olímpico, o las novatadas además de las famosas barriladas de las elecciones estudiantiles, así también los concursos de oratoria y de canto, fue ahí que se forjaron ellos con cada una de estas actividades que quedaron para siempre en su memoria, donde muchos de ellos recuerdan esa época como la más bella de su vida, y para finalizar solo repito lo que alguien dijo “El que es Ateneísta una vez, jamás, jamás dejará de serlo”

 

 

 

 

 

 

 

 

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.