ZAGAL

0
260

 

Nada es privado, es un documental que presenta la plataforma Netflix, sobre el auge y la caída de Cambridge Analytica, la consultora política -ahora extinta- que ofrecía servicios, tanto de análisis de datos innovadores; como la fabricación de una máquina de propaganda para proyectos políticos, contando con participaciones en el Brexit y la campaña presidencial de Trump.

Como muchas cosas de las cuales nos hemos enterado a lo largo de este 2019, lo que presenta este documental puede ser difícil de aceptar, pues nos hace ver una realidad a la cual la mayoría de las personas estamos expuestos, sin siquiera saberlo.

El documental exhibe, como es que en las elecciones que se llevaron a cabo en Estados Unidos en el año 2016, Cambridge Analytica eligió a una gran cantidad de votantes, transformándolos en consumidores potenciales -“persuadibles” como lo mencionan en el reportaje- para recabar parte de su información personal, sin su autorización, y así lograr una cierta manipulación hacia ellos, por medio de publicidad, o fake news, que realmente buscaban el fin de cualquier propaganda.

Lo que pasa a ser sorpresa de todos, es que dicha información era extraída a través de la red social Facebook, pues según informa la cinta, dicha plataforma utilizó los datos personales de miles de personas, con el ánimo de lucro, cediendo la oportunidad de que Cambridge Analytica pudiera construir perfiles psicográficos de los mencionados votantes potenciales y atacarlos con una estrategia política denominada “agitprop”, un método que busca activar las emociones, más que la razón, del votante para persuadirlo a tomar una decisión, es muy común que se utilice la menor cantidad de texto y se traduzca todo en imágenes, que para el caso mencionado se dio a través de los famosos “memes”.

Para no hablar de más y seguir spoileando un excelente trabajo, los invito a que lo vean, reflexionen y creen un criterio ante esta historia de terror moderna, pues en lo personal es la mejor forma de describir la cinta; que sin duda, es una después de verla, hace que comprendamos mucho mejor el impacto que tiene nuestras diferentes actividades a través de las distintas tecnologías de la información, y genera una consideración individual sobre el uso que le damos a nuestras redes sociales, haciéndonos notar que aunque no nos demos cuenta, puede llegar a socavar nuestra libertad individual y la sociedad democrática, con un simple “me gusta”.

Reciban un saludo, muchas gracias.