CÁPSULAS SARAPERAS

0
295

Carlos Hilario Pereyra Gómez

Hola soy Francisco Tobías y en esta ocasión te platico de un Saltillense, nacido el día 3 de noviembre de 1872, me refiero a Carlos Hilario Pereyra Gómez, quien es conocido como el primer historiador de América, un hombre que dedicó su vida  a la historia, al periodismo, a la academia, a la investigación y a la diplomacia. Sus estudios básicos los cursó aquí en Saltillo, en el Colegio de San Juan; su bachillerato en el glorioso Ateneo Fuente y sus estudios universitarios de abogacía en la Universidad de México.

Como abogado hizo sus pininos como defensor de oficio en la Ciudad de México, también se desempeñó como Ministerio Público y regreso a esta hermosa ciudad de Saltillo para laborar como integrante de la comisión calificadora de Hacienda del estado de Coahuila. Compartía su tiempo además con actividades de articulista y periodista, llegando a dirigir el periódico “El Espectador” de Monterrey, colaborando en “El Norte” de Chihuahua y en diversas revistas de la capital del país.

Fue maestro de historia y sociología en la Escuela Nacional Preparatoria y en la Escuela Nacional de Jurisprudencia de la Universidad de México. Además, con el paso de los años, en España fue fundador de la Escuela de Estudios Hispanoamericanos con sede en Sevilla y de la Universidad Hispanoamericana de Santa María de La Rábida en la ciudad portuaria de Huelva, en la misma península ibérica.

Como diplomático trabajó en la Embajada de México en los Estados Unidos, en la de Cuba, en la de Bélgica y Holanda. También trabajó en el Tribunal de arbitraje de La Haya. Por cierto fue ministro plenipotenciario de México en el congreso que dio vida a lo que hoy conocemos como la Interpol. Se desempeñó como Secretario de Relaciones Exteriores de nuestro país en 1913.

Para el año de 1916 cambio su residencia a Madrid, España donde se dedicó al estudio de la historia de América. Criticó de manera férrea la política expansionista de los Estados Unidos, afirmando que el amor estadounidense no era más que la mira amorosa de un conquistador sobre tierras ajenas, la mirada de una fiera hambrienta sobre su presa.

Su conocimiento le mereció el reconocimiento para pertenecer a la Academia Mexicana de la Lengua y a la Academia Mexicana de la Historia, dedicando parte de sus estudios históricos a esclarecer el papel de España en el nuevo continente.

Llevo el nombre de Saltillo a lo más alto, reconocido en México y España, tanto que en Madrid, la capital ibérica, una calle es engalanada con su nombre.

El Saltillense, el primer historiador de América, falleció el 29 de junio de 1942. Sus restos descansan aquí en Saltillo en la Rotonda de los Coahuilenses Ilustres.

Así es amigos y amigas, don Carlos Hilario Pereyra Gómez es de los pocos mexicanos que pueden presumir que su nombre esta en algunas equinas madrileñas y por supuesto un Saltillense como muchos que tenemos y  que vale la pena presumir.