PARGA EN LA MAÑANERA

0
258

 

 JUAN ANTONIO MARTÍNEZ BARRIOS

El alcalde Jorge Zermeño Infante tiene razón. Una obra no debe necesariamente cancelar otra. El presidente Andrés Manuel López Obrador decide suprimir el proyecto del Metrobús Laguna en aras de la prioridad que representa garantizar agua para la región en cantidad y calidad.

Pero el principal obstáculo son los recursos económicos pues tan solo en el caso de la planta potabilizadora la inversión requerida superaría los 2 mil millones de pesos, de acuerdo con funcionarios del Gobierno de Durango. Y el Metrobús costaría globalmente, es decir considerando la parte de Durango, otro tanto, cuando hace tres años se hablaba de mil 400 millones.

Lo cierto es que el ambientalista y activista Juan Carlos Parga Torres vino a mover otra vez el avispero, pues el lunes le preguntó a López Obrador en su conferencia mañanera de la Ciudad México sobre las mencionadas obras, lo que motivó que el representante de la Cuarta Transformación insistiera en la cancelación del Metrobús Laguna y se refiriera a la importancia de garantizar el abasto de agua con la correspondiente eliminación del arsénico.

Parga Torres se acreditó debidamente como periodista –dirige una radio comunitaria regional por internet (lavozdelosciudadanos.com)- para tener derecho a ocupar un lugar junto a los reporteros “de la fuente”.

Las dos obras son muy necesarias, si bien en el caso del agua, estamos hablando de problemas de salud, en la medida en que cada vez es mayor el número de pozos con presencia de arsénico que rebasan la norma establecida, y los filtros antiarsénico no han sido garantía de eliminar el metaloide.

Crítico sistemático de López Obrador, el alcalde Zermeño Infante tildó de demagogo al presidente por haber cancelado una obra ya etiquetada como es la del Metrobús. Y tiene razón, toda vez que esta obra, si se concreta integralmente, representará gran ahorro de tiempo para los usuarios del transporte público y significará que un mayor número de personas dejen su auto en casa para utilizar el sistema denominado en inglés Bus Rapid Transit. Aunque incompleto, lo positivo es que el gobernador de Coahuila, Miguel Angel Riquelme ha confirmado que Torreón y Matamoros sí contarán con un metrobús.