LA GUERRA CIVIL CONTADA A LOS JÓVENES

0
186

 ARIADNE H.

Fue Cicerón el que dijo: “No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser incesantemente niños.”. Por lo tanto, es nuestro deber recordar y aprender.

Contrario a lo que comúnmente se piensa (que la historia es algo aburrido y que da pereza), Arturo Pérez Reverte escribe un libro en el que explica la Guerra Civil Española a los jóvenes, tomando un enfoque distinto que hace del libro algo novedoso.

“La guerra civil contada a los jóvenes” es un libro de corta extensión que se encarga de explicar de una manera sencilla y clara la guerra civil.

Escrito en una prosa fácil de leer, está además bellamente ilustrado por Fernando Vicente. Combinado el trabajo de ambos, hacen de este volumen una obra que bien podría ser lectura sugerida en las escuelas por la sencillez con que se explica una de las mayores guerras de la historia.

El 17 de julio, pero de 1936, comenzó la Guerra Civil Española, dando inicio a la que, en palabras de Reverte, fue la peor de todas las guerras, ocasionando miles de muertes o exiliados, de hogares destruidos y dignidades arrebatadas. “Para evitar que tan desoladora tragedia vuelva a repetirse nunca, es conveniente recordar cómo ocurrió. Así, de aquella desgracia podrán extraerse conclusiones útiles sobre la paz y la convivencia que jamás se deben perder. Lecciones terribles que nunca debemos olvidar.” Y utilizando la excusa de que hace poco pasó el 17 de julio, es que vengo a recomendar este libro, ya sea que se quiera ver a la historia desde una perspectiva que decide ser diferente a la tradicional, o ya sea que quieren alimentar el espíritu curioso de algún niño conocido. Queda prohibido olvidar y, mucho menos, fomentar la indiferencia.

Su lectura es sencilla, sin lenguaje complicado o sin demasiada información. Al final del libro, además, se encuentra un glosario de palabras que facilitan su completo entendimiento. Este libro que se encuentra lleno de guerra, sangre, encarcelamientos y ejecuciones, es un importante recurso para asegurarse que la gente no olvida las atrocidades que esta guerra trajo consigo.