A LA BÁSCULA

0
215

 ¿Conoces a Tomás? 

En México el tema del autismo, de las personas dentro del espectro autista, tristemente son invisibles para la mayor parte de las autoridades de los distintos niveles, pero también para un segmento muy importante de la sociedad, aunque como atenuante se podría considerar que es más por falta de información que por una mala actitud.

Ante un escenario de esta naturaleza, en nuestro país carecemos verdaderamente de un auténtico censo que nos permita identificar con precisión, ya no regionalizado o por entidades, sino a nivel nacional, el número de personas que se encuentran dentro del espectro del autismo, lo cual sería una base muy importante para la atención de quienes se encuentran en esta que NO es una enfermedad, que NO es una discapacidad mental, que NO es un trastorno mental, sino una condición de vida.

El único estudio de prevalencia que se ha realizado en nuestro país se realizó en León, Guanajuato, y su resultado arroja que una de cada 115 personas está dentro del espectro, y esos resultados se han tomado como un parámetro nacional, porque no hay más. En Estados Unidos, donde los estudios y censos en la materia se actualizan cada cuatro años, el resultado es que una de cada 68 son personas con autismo. Y una de cada cuatro es niña.

Evidentemente que en México hay mucho, muchísimo por hacer en el tema del autismo, pero me consta cómo padres de familia trabajan de manera incansable y han convertido su tarea en casi un apostolado, para crear conciencia entre la sociedad, para lograr que cada vez más personas abran su mente y logren comprender y entender el significado de una persona con autismo, que tienen todos los mismos derechos que cualquier otro niño, y al cabo se conviertan en replicadores de una nueva cultura inclusiva que les garantice plenamente sus derechos a los niños que están dentro del espectro, los cuales no son favores o graciosas concesiones para ellos y sus familias, sino que están plasmadas incluso en nuestra Constitución.

Un puñado de gente comprometida con el tema, se dio a la tarea de trabajar e invertir para crear la primera película mexicana que aborda el tema. ‘¿Conoces a Tomás?’ se llama la cinta dirigida por María Torres, sabedores que no se trataba de una película comercial, pero sí llena de un gran compromiso social, porque encontraron en su actividad de cineastas una forma de contribuir a lograr esa sensibilización y concienciación entre la sociedad mexicana. Le invirtieron para rodar la cinta, aún bajo el riesgo de no recuperar siquiera lo invertido.

Hozé Meléndez, el actor que interpreta el papel de Tomás cuando recibió el guion era una hoja de papel en blanco, no contenía nada escrito porque su personaje no tiene comunicación verbal; a cambio recibió un guion con ruidos, con balbuceos. Y aceptó comprometido el reto de entrar en un periodo de capacitación en el Centro Autista Teletón, y realiza un trabajo impecable en la cinta, logra con su actuación justamente lo que se pretende: hacer llegar un mensaje de sensibilización al público.

El grupo Cinépolis a su vez, se comprometió con los creadores de ‘¿Conoces a Tomás?’, para proyectar la cinta en nueve ciudades donde tienen salas: Monterrey, Orizaba, Querétaro, San Luis, Toluca, Chihuahua, Cuernavaca, Puebla y Torreón. Fernando Vázquez apoyado por Silvia Romero se ha echado a cuestas el compromiso y responsabilidad de llevar este lunes a las 7:30 de la tarde a 350 personas que llenen la sala los cines de Cuatro Caminos.

Esa es la fecha, la hora y el lugar de la Premier, y dependiendo de la respuesta que se tenga, Cinépolis podría prolongar la estancia de ‘¿Conoces a Tomás?’ por más tiempo. Y lo más maravilloso de esta historia es que los padres autistas de la región lagunera ni siquiera van por una meta económica porque lo recaudado va como ‘cuota de recuperación’ para los creadores de la cinta; aquí el objetivo máximo y único es ir sembrando –y que germine- la semilla de la inclusión, que nuestra gente se sensibilice con nuestros niños dentro del espectro autista, que abran su mente, para que a nuestros chiquitos cada vez les cueste menos su adaptación con el entorno que les rodea, porque habrán de vivir toda su vida con esa condición.

¿Es mucho pedir el apoyo para este fin? ¿No podremos asistir 350 personas este lunes a ver la cinta? Si tiene oportunidad, las posibilidades, pero sobre todo la sensibilización para ir a conocer un poco de lo que es el autismo, a las personas y a las familias dentro del espectro, hágalo, no va a perder nada, y en cambio va a ganar mucho, muchísimo, se lo puedo garantizar.

 

[email protected]

 

@JulianParraIba

 

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.