ÍNDICE

0
90

De manera menos pública y, hasta donde se sabe,  sin una carta tan claridosa como la de Carlos Urzúa, la neorositense Alcira Vázquez Corral renunció a la representación en Coahuila del Instituto de Migración apenas unas horas después de concluida la reunión que autoridades estatales, y municipales de Piedras Negras, tuvieron el viernes anterior en Saltillo con quienes llevan la estrategia denominada «Migración Ordenada y Segura».

Perdió el gobierno de la cuarta transformación a una funcionaria capaz e íntegra, que así habrá visto las cosas para preferir renunciar.

La abogada Vázquez Corral fue la cuarta delegada de Migración en Coahuila en un periodo de dos años.

Ningún comunicado ha habido por parte de las autoridades federales, ni queda en claro quién está de momento al frente de la responsabilidad, y quién le dará seguimiento a las muchas y trascendentes asignaturas pendientes.

Para empezar se debe resolver qué pasará con las instalaciones para alojar a los migrantes que están en proceso de deportación, pues ya se ha visto cómo eso se da de forma totalmente irregular en las oficinas que tienen instaladas en una casa de la colonia República.

Desde diciembre de 2017 por una recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos se cerró la estación migratoria que operaba en el gimnasio de la Asociación Gilberto, y desde entonces se concentra a los detenidos en la oficina de la delegación.

Esas instalaciones en la colonia República tienen capacidad para recibir a un máximo de 20 personas, y hay ocasiones en que retienen más de 80. El hacinamiento solo disminuye cuando algunos logran evadirse, lo cual ya ha ocurrido este año en al menos dos ocasiones.

Ante esta situación ya tendrían que haber intervenido Desarrollo Urbano Municipal, Protección Civil, autoridades sanitarias y desde luego Derechos Humanos, pero todos son complacientemente indiferentes.

En la llamada 4T no tiene una solución definitiva para esto, se sabe que proyectan un «anexo» con mayor capacidad, pero eso suena a que seguirán ocupando casas en el sector, algo por demás irregular. y por lo cual ya tendrían que haber intervenido Desarrollo Urbano Municipal, Protección Civil, autoridades sanitarias y desde luego Derechos Humanos.

Con todo y lo grave que es, no es esta la situación más preocupante en el tema migratorio.

En la reunión de la semana anterior las autoridades federales prometieron a las locales que Coahuila no será considerado dentro de los puntos autorizados para el retorno de migrantes, en los acuerdos con el gobierno de Estados Unidos.

Pero lo mismo prometieron, justo el mismo día, en Nuevo Laredo, y hasta donde se sabe ya esta semana empezó Estados Unidos a regresar migrantes por ahí, que están siendo enviados a Nuevo León.

El Secretario de Gobierno José María Fraustro dijo la semana anterior que aquí no se aceptarán caravanas y que habría problemas si hay por nuestras fronteras retorno de migrantes. Deben de mantenerse firmes en eso.

 

MUCHAS LLAMADAS recibimos en relación con el comentario de la semana anterior sobre el funcionario que acosó a unas jovencitas en conocido restaurant del norte de Saltillo.

Precisando, para los que quedaron confundidos, los hechos se dieron en  El Tapanco.

Nos dicen que algún caso similar ocurrió en Torreón, y que en Saltillo van varios que acontecen. Señalan que en estos tiempos de globalización y redes lo que en otras generaciones definíamos como «viejos rabo verde», hoy las jovencitas los etiquetan como «sugar daddy», que es como en Estados Unidos identifican a hombres mayores que se valen de su nivel económico para relacionarse con mujeres de mucha menor edad que ellos.

Así les dicen, divertidas con el patético espectáculo que dan, pero mejor harían en denunciarles antes de que mareados de poder se vuelvan más peligrosos.

 

EL LUNES EL CONGRESO de Baja California acordó modificar la Constitución de la entidad para extender a cinco años el periodo del gobernador que, para una gestión de dos años, fue electo en junio anterior.

Se trata de un atropello, un atentado flagrante al estado de derecho y una burla a la voluntad ciudadana.

El gobernador electo, Jaime Bonilla, contendió con las siglas de Morena. Es tan cercano a López Obrador que además de haber dirigido a su partido en el estado, fue postulado para senador, y meses después designado como superdelegado antes de surgir como candidato a gobernador. En plena campaña el Presidente se reunió con él durante una gira.

¿Es lo de Baja California un ensayo?

Hay que estar atentos y alzar todos la voz, no vaya a ser que si avalamos con indiferencia este atropello, al rato también AMLO extienda su periodo.