La edad no es el límite: a sus casi 90 años Leonarda Zúñiga reina en las pistas  

0
269

 La atleta saltillense ha ganado alrededor de 200 medallas en 27 años compitiendo, todas son de primer lugar 

Leonarda Zúñiga Martínez, de 89 años de edad, es actualmente la atleta más longeva en Saltillo, y –además- campeona indiscutible en caminata en las pruebas de 1600 metros y 2500 metros, en su categoría, en los Juegos de Adultos Mayores municipales, regionales, estatales y hasta nacionales.

Doña Leonarda -nacida en el vecino estado de Zacatecas, en la comunidad de Novillos, municipio de Mazapil, pero avecindada en Saltillo desde hace casi 30 años- tiene ya una gran colección de medallas, pues acumula alrededor de 200, de sus diferentes competencias, todas ellas de primer lugar.

La vecina de la colonia Satélite Sur comenzó su trayectoria atlética hace 27 años, casi recién llegada a Saltillo. En aquella ocasión, asistió a unos Juegos del Adulto Mayor en el Tecnológico de Saltillo, y sin haberse siquiera inscrito, se metió a la pista y se puso a competir. Para sorpresa de propios y extraños, aquella mujer que no iba nada preparada terminó por vencer a las demás competidoras.

Luego se probó de nuevo, en otra competencia, también sin inscribirse, y nuevamente ganó. Leonarda supo entonces que, a sus plenos 64 años, casi comenzando la tercera edad, tenía potencial para seguir ganando cualquier carrera.

Ahora, 27 años después, a 4 meses de cumplir los 90, doña Leonarda se acaba de colgar las dos medallas de primer lugar en su categoría en las dos pruebas en las que participó en los Juegos Municipales del Adulto Mayor.

En la casa de doña Leonarda ya no hay dónde colgar tantas medallas que la atleta ha ganado en casi 30 años; lo mismo las cuelga en su medallero que en el cuello de la imagen de la Virgen de Guadalupe.

Doña Leonarda Zúñiga nació en Zacatecas el 7 de junio de hace casi 90 años, allí, a sus 17 años conoció a don Rosalío Gámez, el amor de su vida, con quien se casó y tuvieron 13 hijos, de los cuales sobreviven siete: cuatro mujeres y tres hombres. Tiene muchos nietos –tantos que ya ni se acuerda de cuántos son- y alrededor de 15 bisnietos.

Su matrimonio llegó a la “edad de titanio” –según la tradición de nombrar los años de casados de algún material- pues cumplió 71 años al lado de su esposo.

Sin embargo, el año pasado don Rosalío partió de este mundo. El hombre con el que doña Leonarda había pasado casi toda su vida murió meses atrás.

Don Rosalío se convirtió también, desde hace 27 años, en el porrista principal y fan número uno de doña Leonarda. La acompañaba a cada competencia y desde las gradas miraba atento como su esposa dejaba a las otras competidoras atónitas viendo como corría.

Dice doña Leonarda que en una ocasión, en las gradas del Olímpico de Saltillo, don Rosalío estaba sentado al lado de otras dos personas, quienes comentaron que otra competidora le ganaría a doña Leonarda y le quitaría el reinado.

“Mi viejo nomás se calló y me dijo que pensó ‘si supieran que la que va a ganar es mi vieja’”, dice en entrevista doña Leonarda.

“Me hace mucha falta, yo no conocía la soledad, la conocí ahora que se fue él, porque vivíamos aquí solos los dos, ahora mis hijas vienen a quedarse conmigo. No me falta nada, tengo todo, pero me falta la mayor felicidad, me falta él”, señala.

La atleta saltillense campeona nacional no entrena, ni cumple un régimen de alimentación como otros atletas, dice que su secreto, para mantenerse en forma y saludable a sus 90 años está en comer mucho y de todo.

Su entrenamiento es caminar durante dos veces a la semana de su casa al CAIF Madero, en donde desde muy temprano vende unas deliciosas gorditas de “masa y de trigo”.

Esos dos días, doña Leonarda se despierta  las 2 de la madrugada y se pone a hacer el quehacer en su casa, luego hace las 100 gorditas que va a vender, termina a eso de las 6 de la mañana y entonces se alista para irse.

Doña Leonarda Zúñiga corre porque le gusta sentirse bien, porque desde que era “muy chiquilla” le ha gustado ser correlona, y aquí recibió la oportunidad, misma que la ha llevado a conocer el país, pues ya ha estado en Aguascalientes, Jalisco, San Luis Potosí y la Ciudad de México compitiendo, y el año pasado se ganó un viaje para ir a Puerto Vallarta, Jalisco, luego de los juegos en los que participó. (JOSÉ TORRES)

Acerca del autor
Reportero Multimedia. Periodista de barrio y contador de historias apasionantes. Premio Nacional de Comunicación “José Pagés Llergo” 2017. Premio Estatal de Periodismo 2015, 2016, 2017 y 2018
×
Reportero Multimedia. Periodista de barrio y contador de historias apasionantes. Premio Nacional de Comunicación “José Pagés Llergo” 2017. Premio Estatal de Periodismo 2015, 2016, 2017 y 2018