DE BUENA FUENTE

0
124

Ricardo, el experto…

Ya se vio la mano del lagunero Ricardo Mejia Berdeja, en el conflicto de los Policías Federales que se niegan a incorporarse a la Guardia Nacional, sin que se les respete la antigüedad y otros beneficios laborales.

El secretario de Seguridad Publica, Alfonso Durazo, intentó desacreditar en conferencia de prensa el movimiento de los agentes federales, tras acusar a uno de sus líderes de haber estado preso por secuestro.

La citada información le fue entregada a Durazo por el subsecretario de Seguridad, Ricardo Mejía Berdeja,  que como todo hábil político, busca denostar a los dirigentes, mientras los conmina a mantener el dialogo.

Mejía Berdeja es el responsable de la mesa de negociaciones con los policías federales inconformes, y su largo colmillo se asoma a la hora de debilitar el movimiento de protesta.

El perfil político de Ricardo se impone en la dependencia federal policiaca.

 

Los más aplicados…

Anda fuerte el run run de que en la reciente evaluación del Gabinete estatal, el titular de Sedesol, Francisco Saracho Navarro, se ubicó entre los mejor calificados.

El secretario de Desarrollo Social es actualmente de los mejor posicionados y tiene futuro transexenal, en caso de que se anime a ir por un cargo de mayor responsabilidad.

Otros funcionarios con buena evaluación fueron Gerardo Berlanga, de Obras Públicas, Blas Flores, de Finanzas, y Jericó Abramo Maso, de Ordenamiento de Vivienda y Ordenamiento Territorial.

 

Sin generalizar

Cuando el Presidente Andrés Manuel López Obrador vuelva a hablar pestes de los agentes de la policía federal, ojala le recomienden voltear a Coahuila.

Y es que fiel a su estilo, el mandatario nacional, critica y apostrofa a todos aquellos que no están de acuerdo con sus decisiones.

López Obrador llamó policía podrida a la dependencia federal y denostó a los elementos de esta corporación.

En Coahuila, el secretario de Seguridad Pública se llama José Luis Pliego y es un distinguido egresado de la Policía Federal.

El funcionario estatal se conduce con profesionalismo, y es un hombre que honra los derechos humanos.

José Luis Pliego goza del respeto institucional, y de los representantes empresariales, políticos y sociales.

Andrés Manuel es muy dado a descalificar sin razón, pero debe aprender a no generalizar.

La Policía Federal también formó buenos elementos.