PLAZA CÍVICA

0
141

Emilio Lozoya: la antítesis política 

Ya existe la primera orden de aprehensión en contra de un alto funcionario público de la administración de Enrique Peña Nieto. Quien fuese el encargado de asuntos internacionales durante la campaña peñanietista, así como director general de PEMEX, Emilio Lozoya Austin, es un fugitivo de la justicia mexicana desde el 28 de mayo. De la larga lista de funcionarios públicos acusados de corrupción, no es mera coincidencia que Lozoya Austin sea el primero en ser buscado: las acciones que realizó, así como su historia personal, resultan la antítesis de los actuales tiempos políticos nacionales.

En la historia pública que se desenvuelve, responder el qué y el quién resulta esencial para comprender en una medida importante lo que actualmente está sucediendo.

El qué. Lo acontecido recientemente con Petróleos Mexicanos (PEMEX) representa una especie de historia comprimida de la larga historia de abuso a la que ha sido sometida la empresa pública. Dos casos específicos resultan emblemáticos. Por una parte, la compra de Agro Nitrogenados, empresa privada perteneciente a Altos Hornos de México (AHMSA) del empresario Alonso Ancira, la cual estaba valuada en 50 mdd y fue adquirida por 500 mdd (Heraldo de México, 29/05/19). Por otra parte, la compra de Fertinal, otra empresa privada valuada en 15 mdd y obtenida en 209 mdd, además del pago que implicó absorber su deuda de 426 mdd (Reforma, 19/06/19). A lo anterior hay que agregar las continuas advertencias sobre la inviabilidad de las compras, el amplio grupo de funcionarios públicos que las avalaron, el estado de chatarra en que se encontraban, los cientos de millones de dólares malgastados para reactivarlas, los supuestos sobornos efectuados, y las pérdidas multimillonarias que sufrió el Estado mexicano para darse cuenta del tamaño de la injuria pública. La deuda de PEMEX, aunque obedece a diversos factores, mucho nos indica del mal manejo que tuvo la empresa pública durante el sexenio pasado: mientras que en 2012 ascendía a 59,600 mdd, para 2018 se había disparado a 105,792 mdd (Expansión, 13/05/19).

El quién. La historia de Emilio Lozoya Austin al frente de PEMEX representa en gran medida la historia del pillaje público llevado a cabo por una parte considerable de las élites mexicanas. Su persona representa asimismo lo que el difunto politólogo estadounidense Samuel P. Huntington denominó “la desnacionalización de las élites” y las “élites económicas transnacionales”, es decir, élites que sienten poca afinidad, lealtad y compromiso con sus comunidades nacionales. Lozoya Austin es un mexicano privilegiado, hijo de la élite política y económica nacional, con estudios en las mejores escuelas nacionales y extranjeras, y una trayectoria laboral fundamentalmente en instituciones internacionales y empresas privadas transnacionales; entre otras, fue consejero de OHL en México, la empresa española asociada a una larga cronología de casos de corrupción. Cuando un funcionario público tiene un gusto especial por los lujos, los resultados suelen ser contraproducentes, y la historia de Lozoya Austin no es la excepción: si antes de ingresar a PEMEX declaró una aparentemente legítima pero importante lista de bienes de lujo, al salir de PEMEX tiene a cuestas otra larga lista de supuestos sobornos realizados por empresas nacionales y extranjeras, así como el uso indebido de recursos públicos (compró dos aviones para PEMEX y realizó 588 vuelos a instalaciones de la empresa, aunque 324 a sitios no justificados, como destinos turísticos, según la ASF).

Si actualmente se está llevado a cabo un proceso de deconstrucción institucional, PEMEX sobresale como una de las pocas instituciones que se desea fortalecer. En los actuales tiempos parroquiales y nacionalistas, Lozoya Austin sobresale como una élite transnacional y desnacionalizada. No resulta raro, por ende, que entre todos los casos heredados de corrupción, éste se haya colocado en el centro de la agenda pública: representa la antítesis de todo lo que es y dice representar la actual administración federal.

 

www.plaza-civica.com         @FernandoNGE