DE BUENA FUENTE

0
271

PERDÓN Y OLVIDO

Gerardo Garza Melo, sigue siendo un hombre atento y confiado, a pesar del golpe político y social que recibió en fechas recientes.

El ex titular de Certucc, afirma que vive en Saltillo, que no hay razón para irse a otra ciudad, pues es un hombre libre y sin culpabilidad alguna.

Garza Melo fue involucrado en una supuesta investigación por lavado de dinero, junto a Juan Manuel Muñoz Luévanos, alias el “Mono Muñoz”, y su domicilio particular fue cateado varias veces por elementos de la PGR.

Al respecto, Gerardo asegura tener la conciencia tranquila, y haber perdonado ya a los personajes políticos que lo involucraron en tan penoso tema.

“Lo digo en serio, ya los perdone, no sé porque me involucraron en eso, pero la vida sigue, y yo quiero seguir, pues el que nada debe, nada teme”, externa mientras sonríe.

Durante la charla informal, en una tienda departamental al norte de la ciudad, el ex funcionario estatal responde con efusividad a las personas que se le acercan para saludarlo.

Se le nota tranquilo, sin rencores, ni resquemores, aunque reconoce que en su momento, las filtraciones de mala fe, lo hicieron polvo.

Gerardo Garza Melo entiende que los ataques en su contra, tal vez no fueron un tema personal, pues dice que no le hizo mal a nadie.

Ahora conoce la identidad de sus adversarios, y sabe que nunca le darán la cara, pero reitera que los ha perdonado, y no les desea ningún mal.

“El odio genera odio, mejor perdonar y seguir adelante con la frente en alto”, dice en tanto se dirige a las cajas registradoras para liquidar los regalos del Día del Padre.

Nobleza obliga.

DIGNO ADIÓS

Es y ha sido el artífice de los triunfos del PRI en Coahuila, y tal vez, también responsable de algunas de sus derrotas.

Su vida la ha dedicado a apoyar las carreras políticas de sus hermanos, antes y durante sus periodos como gobernantes de Coahuila.

Álvaro Moreira, maneja desde las sombras el destino electoral del PRI coahuilense, y su capacidad de organización, pronto será sometida a una dura prueba.

Y es que anda fuerte el run run de que ya fue aceptada su postulación a una diputación local por el 16 distrito con sede en la capital del estado.

Álvaro nunca ha participado en una elección como candidato, y al parecer la candidatura está en su ruta de retiro político, por cuestiones ajenas a su voluntad.

Fama y dinero tiene de sobra, ahora Alvarito se juega una salida digna como representante de la dinastía moreirista.

Que le vaya bien, se lo merece.