Traficantes usan rutas marinas para internar migrantes a México

Traficantes han utilizado rutas marinas para internar migrantes a México en su paso hacia Estados Unidos, informó la secretaria de Gobernación (Interior), Olga Sánchez Cordero.

La responsable de la política interna mexicana expuso, en una entrevista televisiva, que la entrada de centroamericanos al país en ruta hacia Estados Unidos no se limita a la porosa frontera de México con Guatemala.

“Muchos de ellos no solamente llegaban por la frontera sur, sino que inclusive ya tenían rutas marinas. Es un tráfico de personas muy fuerte, muy importante”, aseguró Sánchez Cordero a la televisión mexicana.

El flujo de centroamericanos que buscan ingresar a Estados Unidos a través de México aumentó desde finales de 2018, y en mayo registró 144.000 personas, la mayor cantidad registrada en más de una década.

Ante la creciente oleada, el presidente estadounidense, Donald Trump, presionó a México con el cobro de aranceles a todas las importaciones mexicanas a cambio de que contuviera el paso de migrantes en su territorio.

Sánchez Cordero aseguró que la migración es un tema de seguridad nacional, y por ello el gobierno mexicano está desplegando a la Guardia Nacional en la frontera sur del país, donde la funcionaria ha dicho que existen 370 puntos de cruce irregular.

La presencia del cuerpo policial de reciente creación en el sur forma parte de los compromisos que México acordó con Estados Unidos el 7 de junio en Washington, pacto que suspendió de manera indefinida la imposición de aranceles anunciada por Trump para este 10 de junio.

“El tema migratorio es cuestión de seguridad nacional; que se haya desplegado la Guardia Nacional no nos debe sorprender”, apuntó la secretaria.

Expuso que las medidas que el gobierno mexicano ha tomado estos últimos días responden a la “circunstancia de emergencia” ante el crecimiento del cruce de migrantes a Estados Unidos desde México.

Anteriormente, el flujo promedio rondaba de los 40.000 a los 50.000 migrantes cada mes, pero este año se disparó a los 100.000 en marzo y abril, respectivamente, y hasta los 144.000 en mayo, destacó la funcionaria.

México también acordó con Estados Unidos que recibirá a un mayor número de los migrantes que piden asilo a Estados Unidos tras cruzar la frontera común y tienen que esperar en suelo mexicano su proceso ante cortes estadounidenses. Esta medida se inició desde enero pasado. (XINHUA)