EL MESÓN DE SAN ANTONIO 

Lecturas para todos

La lectura es libertad, es crecimiento, es el vehículo que nos permite alejarnos de la realidad y aterrizar en los fértiles campos de la imaginación. La lectura no sólo cultiva la mente, sino también el corazón: nos hace ser más empáticos porque al conocer historias de personas totalmente diferentes a nosotros, amplía nuestra visión y enriquece la comprensión del mundo. Por todo esto, la literatura debe ser democrática y llegar a todos los rincones de la sociedad.

Hace unos días, tuve la oportunidad de conversar con Paco Ignacio Taibo II, Director del Fondo de Cultura Económica, quien además de venir a la Feria Internacional del Libro, quería conocer la Librería “Carlos Monsivás” perteneciente al FCE. Quedó gratamente sorprendido con las bellas instalaciones del edificio ubicado frente a la Alameda, por el personal comprometido que ahí labora y, sobre todo, por las ventas totales de los libros.

Sin embargo, aunque los números son buenos, coincidimos en que para un gran sector de la población los libros siguen siendo objetos inaccesibles, no sólo por su precio, sino por el halo de misterio y burguesía que los rodea. Me explico.

Cuando era niño tuve la fortuna de crecer en una casa donde los libros eran objetos cotidianos, es cierto que no teníamos permitido rayarlos ni maltratarlos, pero sí podíamos hojearlos para ver si tenían “dibujitos”, podíamos cambiarlos de lugar, leerlos completos o abandonarlos a la mitad si no nos gustaban. No nos obligaban a leer tal o cual cosa, pero tampoco nos prohibían manipular los libros y eso, estoy convencido, es el primer paso para crear futuros lectores.

Y esa es precisamente la idea inicial de la nueva Colección “Vientos del Pueblo” que presentó Taibo II, que son una serie de obras breves de grandes autores a precios muy accesibles que van desde los 9 hasta los 20 pesos. Lo atractivo de esta Colección es que cada librito fue ilustrado por artistas profesionales y reconocidos en el gremio como El Fisgón, Helguera, Eko, Rapé, Ricardo Peláez Goycochea, César Silva, Hernández, entre otros ilustradores e historietistas.

Los títulos que se incluyen en esta primera etapa de “Vientos del Pueblo” son “Los Yanquis en México”, de Guillermo Prieto, el último acto del drama nacional que significó la invasión norteamericana y que tiene como escenario la Ciudad de México; “De noche vienes”, de Elena Poniatowska, que narra la historia de una mujer que tiene cinco maridos, uno para cada día de la semana; “Loxicha. Los ejércitos de la noche”, de Fabrizio Mejía Madrid, crónica que narra las luchas sociales de Oaxaca; y uno que en lo personal me llama mucho la atención porque quisieron incluir un autor internacional y un personaje ampliamente famoso: “El intérprete griego”, de Arhtur Conan Doyle, que es un cuento del famoso detective Sherlok Holmes. Esos son sólo algunos títulos, pero hay más y se incluirán todavía más.

De esta manera, estimado lector, niños, jóvenes y adultos de todo México podrán tener en sus casas libros interesantes, atractivos a la vista y, lo más importante, al alcance de sus manos.

Nada de aquella enciclopedia montada en la vitrina, tan lejana como todo su contenido.

Ya no más “deja esos libros, no son para jugar, están muy caros”. Ojalá de esta manera vaya muriendo ese sentimiento absurdo que quién sabe cuándo se fue inculcando dentro de muchos mexicanos: no merezco abrir un objeto tan preciado como son los libros.

Espero que esta iniciativa del Fondo de Cultura Económica, sea un paso para la democratización total de la lectura y el conocimiento.