Mexicana gana el premio más prestigioso de la danza en el mundo

0
222

La bailarina Elisa Carrillo es la primera mexicana en ganar el premio Benois de la Danse. El año pasado, el tapatío Issac Hernández también obtuvo el galardón en la categoría masculina, considerado el más prestigioso de la danza clásica en el mundo.

La bailarina texcocana se convirtió también en la primera latinoamericana en recibir tal distinción, en una ceremonia realizada en horario nocturno de la capital rusa en el Teatro Bolshoi, donde la Asociación Internacional de la Danza le entregó el mayor galardón del arte coreográfico, según dio a conocer el periódico El Financiero.

El reconocimiento como Mejor Bailarina lo obtuvo por su papel de Julieta en la obra Romeo y Julieta, estrenada en mayo de 2018 por el Staatsballett Berlin (Ballet Estatal de Berlín), del que es la principal figura femenina.

«Estoy muy agradecida con el comité del Benois de la Danse por otorgarme este reconocimiento. Dedico este premio a las mexicanas y a los mexicanos. Nunca dejemos de luchar y trabajar para alcanzar nuestros sueños», escribió la bailarina mexicana en Twitter.

Elisa Carrillo es «la primera bailarina de la Ópera de Berlín, ganadora del Benois de la Danse 2019, por su interpretación en Romeo y Julieta, coreografía de Nacho Duato», escribió por su parte la Compañía Nacional de Danza en su cuenta oficial de Twitter.

Elisa Carrillo se sumó a un selecto grupo de artistas, que incluye a Alicia Alonso, Mikhail Baryshnikov y Julio Bocca, al recibir los tres premios más relevantes de la especialidad: Alma de la Danza, del Festival Internacional Dance Open de San Petesburgo y Benois 2019, que recibió este martes en Moscú.

Al recibir la estatuilla, integrada por las figuras de una pareja de bailarines, Carrillo Cabrera evidenció su felicidad y dedicó a su familia, a quienes creyeron en ella y a México.

“Quiero darle gracias primero a Dios y a mi familia…, porque siempre me ha apoyado; a la gente en México que ha creído en mí y a quienes me dieron la oportunidad de formarme; a quienes me abrieron las puertas en Europa: el Stuttgart Ballet, el Staatsballett Berlin y a sus directores.

“Todos ellos me ayudaron a crecer artísticamente y a lograr este premio, que dedico especialmente a mi país, México, y al Estado de México, mi patria chica”, subrayó. (EL FINANCIERO)

 

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.