TODOS

0
85

Últimamente he recibido mucha información y fotografías del daño causado al planeta. Descongelamiento de los glaciares, tala inmoderada de bosques, inaudita contaminación de ríos y mares, así como cientos de muertes de especies de flora y fauna a causa de lo anterior.

Los investigadores de la Universidad de Ottawa, Canadá, encabezados por el profesor Antoni Lewkowicz, han constatado a través de imágenes que el incremento de la temperatura del planeta afecta al Ártico. Tal deshielo deja exhaustos a los osos polares, porque sus casas se extinguen y deben hacer largos recorridos para encontrar refugios. Recuerden las fotografías, donde los osos sólo tienen un pequeño iceberg con espacio para ellos y sus cachorros.

El profesor Lewkowicz afirma que, al paso que vamos, provocará mayores deshielos en tiempos más cortos. Que es probable que haya diez mil nuevos desplomes por década solamente en esta isla, hasta llegar a treinta mil. El experto sostiene que una vez iniciados los hundimientos, es imposible detenerlos.

En 1984, se registraron cerca de 60 desprendimientos de la isla, y en el 2013 fueron más de cuatro mil, incluyendo trescientos generados en el Parque Nacional Aulavik. La caída activa del hielo es equivalente en tamaño a la isla de Manhattan, en Nueva York.

Cada una de las aristas mencionadas al principio son preocupantes y demandan nuestra atención inmediata. Podemos hacer pequeños ajustes en nuestra vida diaria para apoyar, como difundir la información que nos llegue sobre estos preocupantes actos de los únicos seres que se ponen felices por terminar con una especie de flora o fauna, o como dicen algunos memes, que sólo el hombre tala cientos de árboles para fabricar papel y escribir en él que salvemos a los árboles.

Podemos prescindir de las bolsas y popotes de plástico, optar por vegetación que consuma menos cantidad de agua, optimizar energía no renovable, usar termos para nuestras bebidas, así como aplicar la regla de las tres r: reducir, reciclar, reusar lo mayor posible. El planeta es responsabilidad de todos, no solo de los gobiernos.

[email protected]