Termina suspensión de pagos de AHMSA

0
100

 

Monclova.- Altos Hornos de México (AHMSA) anunció que a partir de este miércoles procederá al pago de las obligaciones financieras derivadas de los acuerdos firmados en mayo de 2016 con los acreedores, para llegar al término definitivo del proceso de suspensión de pagos.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, la empresa señaló que para solventar la operación recibió un financiamiento internacional por 575 millones de dólares de la estadounidense Cargill Financial Services International, Inc., compuesto por un anticipo de cuentas por cobrar de 475 millones y un crédito revolvente por 100 millones de dólares para capital de trabajo.

El presidente de la empresa monclovense, Alonso Ancira, señaló que el pago de las obligaciones marca el regreso de AHMSA a los mercados financieros y el crédito de Cargill representa un respaldo para Altos Hornos de México y sus programas de desarrollo futuro.

La negociación de la deuda de AHMSA se inició en mayo de 1999, cuando a raíz de la crisis desencadenada en Asia la empresa se vio imposibilitada de cubrir créditos de corto plazo y se acogió a la antigua Ley de Suspensión de Pagos.

Con una deuda cifrada en 2 mil 400 millones de dólares, se consideró la suspensión de Altos Hornos como la mayor ocurrida en la historia financiera de América Latina y dio origen a un complejo proceso judicial radicado en el Juzgado Primero Civil de Monclova, a cargo inicialmente del juez Francisco Javier Alonso y finalmente tras su fallecimiento por el licenciado Juan Carlos Carranza.

Al comienzo, el grueso de los acreedores lo constituian tenedores de bonos y bancos nacionales e internacionales, entre los principales Bank of America y Citibank, que en el curso del proceso vendieron sus derechos a fondos internacionales, los que en la actualidad representan la mayor parte de la deuda.

En el curso del proceso el monto global disminuyó primero por el término de la suspensión de pagos del segmento minero representado por las empresas MICARE y MIMOSA –hoy agrupadas en Minera del Norte–, y por la decisión de los propios acreedores, que al momento del levantamiento en 2016 acordaron asumir a cambio parte de la propiedad de la empresa, con lo cual el monto se redujo a los 475 millones de dólares señalados en el comunicado oficial de AHMSA.

De acuerdo con evaluaciones de los abogados que llevaron el proceso, la suspensión de pagos de Altos Hornos de México cumplió estrictamente los términos de la antigua ley mexicana, enfocada en mantener la operación y el empleo en las empresas financieramente emproblemadas y abrir espacio para su recuperación.

Al momento de la suspensión en 1999, AHMSA recién había terminado su proceso de modernización, iniciado tras la privatización en 1991, y en el que invirtió más de 2 mil millones de dólares.

En ese momento, indicaron, tenía una capacidad instalada de 3.5 millones de toneladas de acero líquido y contaba con una plantilla superior a 25 mil trabajadores en minas y siderúrgicas. En la actualidad, tras la aplicación de 2,300 millones de dólares adicionales en el denominado Proyecto Fénix, la capacidad instalada es de 6.5 millones de toneladas, su plantilla es de 19 mil empleados y fabrica aceros de mayor valor agregado. (INFONOR)

 

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.

Comenta aquí este artículo:

comentarios