Sólo 5 por ciento de discapacitados visuales en Saltillo obtiene apoyo para seguir adelante: AMEVER

0
189

El vicepresidente de la Asociación de Enfermedades Visuales y Estudios de la Retina (AMEVER), René Perales Torres, dio a conocer que solamente el cinco por ciento de las aproximadamente mil 200 personas invidentes o débiles visuales que existen en Saltillo, están recibiendo apoyo para capacitarse en actividades que les permitan desenvolverse socialmente, y así continuar adelante con su vida a pesar de su limitación física.

En entrevista, el directivo lamentó que a pesar de la cultura de la inclusión y de los derechos humanos que hoy en día permea en la sociedad actual, estas personas permanezcan recluidas en sus hogares, en la mayoría de los casos por decisión de sus familiares, según manifestó.

Indicó que entre los objetivos que estableció AMEVER al iniciar funciones hace 14 años, están el de rehabilitar a las personas con discapacidad visual, para elevar su calidad de vida, y proporcionarles las herramientas necesarias para permitir su integración a la vida social, así como sensibilizar y concientizar a la sociedad en general en temas relacionados con la discapacidad visual, para promover la transformación, cambio de actitudes y su comportamiento.

En ese sentido, dijo que la asociación continúa con dichas acciones de sensibilización en escuelas, hospitales, y otras instituciones para promover la reintegración a la sociedad de las personas invidentes y débiles visuales.

“Actualmente tenemos aquí 60 socios, un número muy reducido a comparación de las alrededor de mil 200 personas invidentes y débiles visuales que existen en Saltillo, además de que dicho padrón crece constantemente debido a que eventualmente otras personas se suman a esta población por diversas causas, no solamente hay quienes nacen con ceguera congénita, sino también hay gente que pierde la vista a causa de accidentes, o por complicaciones de enfermedades, principalmente la diabetes”, expuso René Perales.

“El hecho de que estas personas no reciban apoyo tiene que ver en la mayoría de los casos con la falta de compromiso de parte de los familiares para tomar parte en el proceso de reintegración, no tienen tiempo de traerlos por causa del trabajo, sienten miedo de dejarlos con otras personas, o simplemente les incomoda salir con ellos, los ven como una carga”, agregó. (ÁNGEL AGUILAR)