UNA TAZA Y DOS DE CULTURA

SPOILER

¿Qué harían ustedes si desaparecieran por cinco años?  Y no me refiero a la leyenda urbana que contaban las abuelitas de ir por cigarros o por tortillas y volver cuando la movida les haya dejado o el dinero se termine. Hablo de desaparecer totalmente del planeta y regresar de la misma edad que se ausentaron a un presente cinco años más tarde, ¿qué haría su familia? ¿los estaría buscando? O como frase motivacional de domingo “darían vuelta a la página”.

Después de veintidós películas Marvel termina un ciclo, algo así como de noviazgo con su audiencia. Fueron 10 años de superhéroes, todo empezó con un tal Tony Stark, fue Ironman quien le abriría la puerta a un buen número de héroes que por varias generaciones se hicieron de seguidores pero no fue hasta ahora que de una forma más que respetable se les dio su respectivo cuerpo e historia, para hacer nuevos fans, aumentar el fanatismo y claro, millones de dólares para las productoras, sobre todo al imperio de un ratón llamado Mickey.

Avengers: Endgame superó las expectativas que se tenían previstas durante su primer fin de semana de estreno al recaudar 356 millones de dólares en Estados Unidos y mil 200 millones de dólares a nivel mundial, se estima que siga rompiendo más récords en ventas, porque aunque no lo parezca todavía faltan muchos de ir al cine a ver la película, más los fanáticos que quieren verla nuevamente o se hayan quedado dormidos en la segunda parte y quieren concluir lo que empezaron, no es fácil son tres horas de estar al filo de la butaca.

Se espera (de no hacerlo antes de que usted amable lector diera con esta columna) rompa el récord  de Lo que el viento se llevó estrenada en 1939 que obtuvo 7 mil 4000 millones de dólares en taquilla mundial y a nivel nacional logró obtener 3 mil 500 millones de dólares. Una cantidad que sin duda no podríamos obtener con una simple visita al cajero automático.

En la película podemos evidenciar que los personajes aprendieron a moverse en un mundo nuevo, ya entendieron que tienen que estar juntos para poder vencer, algo así como lo que debemos de aprender los ciudadanos, o el equipo de México en la copa del mundo. Ese es el gran aprendizaje de Avengers. Por eso son tan atractivos. Se pelean entre ellos, hay soberbia (¿les suena familiar?) y vanidad entre ellos, que les impide trabajar juntos, similar a la cámara de diputados o la de senadores solo que sin los cuerpazos ni los poderes no… ya no le sigo. Han ido aprendiendo a través de la historia tienen que trabajar juntos (los senadores no). Anteriormente estos superhéroes eran dioses, intocables, pero han demostrado que también tienen problemas, debilidades y que les duelen esos mismos. Eso es lo más valioso, como quien dice tienen ya los pies en la tierra, en la realidad.

Si algo sobra en Avengers: Endgame es la cantidad de héroes reconocibles e icónicos, no falta quien no pueda elegir cuál es su favorito. Personajes como Tony Stark, Black Widow, Captain Marvel, Thor y Captain America, Rocket Raccoon, Nebula y Groot que alcanzó su fama al venderse como macetero por las calles.

Hollywood ha hecho sentir su poder en las taquillas del mundo, que por lo visto sigue fascinado por los superhéroes. Apenas nos estábamos empezando a sentir orgullosos de los números financieros de No Manches Frida 2 o Complot Mongol y viene papá Hollywood a enseñarnos como se hace. Ojo aquí, Omar Chaparro, Eugenio Derbez, Karla Souza, Luis Guillermo Méndez entre otros compatriotas en próximas fechas serán miembros de producciones bastante llamativas, una forma sin duda de poner el nombre del país en el mapa del mundo sin tener que ser cosas negativas.

No se preocupen por lo que venga, los nuevos proyectos de Marvel llegarán para enlazar las conexiones entre películas del Universo Cinematográfico de Marvel con segundas y terceras entregas de otros superhéroes, así como para la llegada de nuevas historias. La Fase 4 no comienza técnicamente hasta después de Spider-Man: Far From Home en julio, según el presidente de Marvel Studios, Kevin Feige. Esto sigue el mismo patrón que hizo “Ant-Man” cerrara la Fase 2.

¿Qué pasaría si un presidente en México desapareciera por cinco años? Al regresar y haber otro en el puesto (suponiendo se hicieran elecciones y todo estuviera en orden) ¿Pediría su puesto? ¿Se levantaría en armas? Por otro lado aquellos que considerando los cinco años perdidos ya tienen edad de tramitar su credencial de adulto mayor ¿la pedirían? Puntos para reflexionar con una taza de café. Lo que sin duda es que hay que aprovechar el tiempo, no nos vayan a convertir en polvo en un chasquido de dedos y sobre todo aprendamos a ser nuestros propios superhéroes.