CÁPSULAS SARAPERAS

En esta ocasión te platico que después de una larga y amena charla con la Sra. Rosa Isabel Mellado Flores, mejor conocida como Toty Mellado, quien me recordó que la historia es ciclica, pude descurbrir una gran historia Saltillense, una historia fabulosa, una historia más que muestra la tenacidad que tenemos los Saltillenses y me refiero a la hamburguesería Hans, sí ese negocio de hamburguesas, hoto dogs, papas y refrescos, que inicio en la calle de Aldama a un costado de lo que era el cine Saltillo. Negocio emprendido por Cruz Aguirre Sosa, hijo de don Chencho, y antes de continuar dejeme comentarle estimada y estimado Saltillense que la palabra Hans fue elegida por Cruz, quien pensó en un nombre corto, sencillo y fácil de recordar. Pero espereme tantito que me acabo de enterar que las hamburguesas no son norteamericanas, sino alemenas, especificamente de Hamburgo.

Pero volvamos a la Cápsula Sarapera de Cruz y las hamburguesas Hans, cuyo logotipo era la imagen de un alemán, blanco de pelo güero, con gorro y su bufanda de color verde que además de envolver su cuello cubría parcialmente las letras que forman la palabra Hans.

El menú era más que sencillo, hambuerguesa, hot dog, papás y refresco, y eso era todo, sí hamburguesas de un solo tipo, hot dog tal cual, papas a la francesa y refresco. Me asegura Toty que aún recuerda perfectamente la receta de la hamburguesa. La idea original del negocio surgió en 1975 y todo gracias a que don Onésimo Flores le ofreció en renta un local en el centro de esta hermosa ciudad de Saltillo.

Toty platica que cuando su esposo Cruz le comentó a don Chencho del proyecto de la hamburguesería, la respuesta del progenitor fue más bien de molestia y de interrogación, con un ¿qué te pasa?, ¿comida?, la ropa y las cobijas es lo que deja. Sin embargo, Cruz decidió jugarsela y don Chencho decidió apoyar con todo a su hijo varón mayor.

En febrero de 1976 abrieron las puertas de este negocio Saltillense, al punto de las cuatro de la tarde con la presencia de “El Heraldo de Saltillo” y “El Sol del Norte”; el corte del listón inauural corrió por parte de la esposa de Cruz, Toty, quien me confesó que sinitó un gran orgullo haber realizado el corte inaugural, pero que pensandoló bien, ahora a la distancia, al paso de más de 43 años, fue ella debido a que no habia autoridad alguna en dicho evento, por cierto, ese día no hubo hambrguesas gratis, quien quiso la tuvo que pagar. Al día siguiente la familia Cruz Mellado se llevó la grata sorpresa de que las 10 mesas permanecieron llenas.

Cruz Aguirre, Saltillense, de los primero en apostarle a la promoción y publicidad, quien incluso fundó la empresa “Estrategía Creativa”, trabajador desde pequeño, se casó con Toty el 28 de diciembre de 1974, padre de Toty y de mi amigo Cruz, hombre trabajador, quien sabía honrar la palara, pero que a la edad de 29 años fue llamado por el creador quien con seguridad neecsitaba el desarrollo de algunos logotipos en el paraiso.

Hoy, su hijo Cruz, junto con un grupo de amigo Saltillenses,  retoma el proyecto Hans en el corredor local Las Moras, en Avenida Universidad frente al Tec Saltillo.

Esta es la historia de un caballero Saltillense, quien decidió a pocos años de edad, apostarle a un negocio junto con su esposa, quien en poco tiempo pudo colocarse en las preferencias de los sabores para los Saltillenses, quien a pesar del poco tiempo terrenal supo brindarle todo amor y ternura a sus esposa y dos hijos, esta es la historia de un negocio Saltillense con un nombre, corto, sencillo y fácil de recordar Hans. Cruz Aguirre y Hans son muy de Saltillo y definitivamente vale la pena presumir.