ÍNDICE

Es grave lo que está ocurriendo en México. López Obrador ha transitado por las puntadas, la improvisación, la incompetencia, la intolerancia y los ataques a sus críticos, y hoy se confirma con el ya anticipado y temido autoritarismo.

Pasó desapercibido para muchos, pues convenientemente lo hizo durante el asueto vacacional,  pero su memorándum para dejar sin efectos la reforma educativa pasa por encima de la Constitución, flagrantemente.

Estamos ante un grave y peligroso caso de autoritarismo.

Pero lo más preocupante es la indiferencia de todo tipo de líderes en este país. Muchos analistas y jurisconsultos condenaron el hecho, pero no se ha escuchado la voz, ni se ha visto la acción, de dirigentes políticos ni empresariales.

Coparmex, que ha asumido una actitud crítica a nivel nacional, hoy está concentrada en la reforma laboral, y en lo local ni de eso quieren hablar.

Los partidos viendo desde la orilla. Salvo a nivel local que hubo fuertes pronunciamientos de los panistas Marcelo Torres Cofiño y Esther Quintana Salinas.

Los diputados locales del PRI no le entran a nada, y los federales, al menos los tres coahuilenses, nada los desvía de su propósito de hacer moreno-moreno a su partido, en donde quieren como dirigente al campechano Alejandro Moreno, y como aliado a MORENA.

Los únicos que se han activado son los diputados del PRD, que ya interpusieron un juicio de amparo contra el memorándum, y es por donde se debe de iniciar, combatiendo por la vía legal, y en seguida tomar otras acciones, como las protestas públicas.

Antes de que sea más tarde.

–o–

Firme se mantiene el gobernador Miguel Ángel Riquelme en el propósito y las acciones para impedir que la delincuencia organizada regrese a Coahuila.

En días anteriores se detectó la llegada de algunos grupos a municipios del centro y Carbonífera, y además de enfrentarlos se decidió destruir algunas brechas de esas regiones para evitar que las utilicen en sus desplazamientos desde otros estados, burlando la vigilancia carretera.

En la entidad abundan las brechas en zonas rurales y se extienden hacia estados colindantes como Nuevo León y Zacatecas, no todas pueden ser destruidas pues dan servicio a los habitantes de comunidades apartadas, por eso se vuelve necesario que ahí también se refuerce la vigilancia, que en las carreteras ha sido bastante efectiva.

Pero ojalá y se pida esa vigilancia al Ejército y a la Fiscalía del Estado, pues si mandan a Fuerza Coahuila será un sufrir para los lugareños.

–o–

Como debe ocurrir con las buenas fotos, la que se tomó el martes en la Plaza de Armas de Saltillo Rigo Fuentes con su equipo, no necesita palabras para explicarse.

Rigo y todos los integrantes del Comité Directivo Estatal dan la espalda al Palacio de Gobierno.

Así se la han pasado estos meses, siguiendo otras líneas y cuidando otros intereses. Y no se quieren ir.

–o–

Un lector nos escribe desde Monclova a propósito de lo publicado en este Índice previo a las vacaciones, sobre el propósito de Jaime Bueno al revivir la polémica sobre la prohibición a las corridas de toros:

“La advertencia llegó tarde. Les funcionó la cortina de humo. Todos andábamos distraídos, y ya debemos 200 millones más. Pero no fue Jaime Bueno, no da para tanto, a él le ordenaron…”

–o–

Este sábado habrá un festejo de amigos para el ex alcalde de Saltillo Arturo Berrueto González, quien el martes de esta semana cumplió 89 años.

El profesor Berrueto, quien se mantiene activo en el servicio público, posee una de las más extensas y completas trayectorias en la política estatal, por la que ha transitado con sencillez y don de gente, con lo que ha cultivado muchas amistades en estos años, que seguramente le acompañarán el sábado en su festejo.

–o–

Falleció en días pasados la señora Carmelita Aguilar Valdés, apreciada dama saltillense que se distinguió como impulsora del proyecto precursor de la educación especial para niños con discapacidad, además de su compromiso y entrega al movimiento de Familia Mexicana, que pugna por la formación de nuevas generaciones en apego a valores y respeto a la religión.

Junto a las señoras Laura, Güita, Delgado de Rodríguez, y Guadalupe Cepeda de González, impulsó a finales de los sesenta lo que hoy es la escuela de educación especial, gestionando no solo los recursos materiales necesarios para el proyecto, sino trabajando además personalmente en el inicio de un cambio de cultura en la sociedad en cuanto al trato a las personas con discapacidad.

Su labor social es ampliamente reconocida. Para sus hijos Carmelita, Carlos, Rodolfo y Pilo, nuestras condolencias, al igual que para sus hijos políticos, nietos y bisnietos.