ALGO QUE VALE LA PENA LEER

0
218

Alicia en el país de las maravillas

A propósito de la cercana celebración del día del niño, hoy platicaremos de la más famosa obra de Lewis Carroll, que aunque parezca a veces difícil de comprender (razón por la cual su autor se considera creador del género “literatura del sin sentido”), lo cierto es que en profundidad, tanto la historia como los personajes poseen un tratamiento muy peculiar que identifica plenamente a los pequeños lectores.

La obra ha sido analizada desde muchas perspectivas. En el terreno de la neurociencia se ha llegado a establecer que ciertos patrones contenidos en la novela están directamente involucrados con procesos de construcción mental, como por ejemplo, la exploración de la imaginación al pensar en lo imposible. En este marco, los expertos aseguran que los pequeños que juegan a ponderar lo imposible, tienden con el tiempo a desarrollar una capacidad cognitiva más avanzada debido a que comprenden mejor el pensamiento hipotético y les resulta mucho más fácil desarrollar una conclusión lógica.

Por otro lado, aunque quizá para un adulto la lectura de la obra resulte compleja y literalmente “sin sentido”, para la mentalidad infantil existe una gran aceptación de los contenidos, puesto que los diálogos y las situaciones en las que se desarrolla, poseen un alto grado de familiaridad con sus propios conflictos infantiles. El biógrafo del autor, Morton N. Cohen, precisa que los niños logran asociar la falta de atención por parte de los adultos, el rechazo y los regaños que enfrenta Alicia: “Los niños cuando leen el libro se identifican con la protagonista al ver que no son los únicos que se sienten desubicados en un mundo de adultos. El miedo y la inseguridad que se experimentan durante la infancia no se encuentran ligados a una generación determinada. Son sensaciones que todos los niños, independientemente de la época, viven de una manera u otra”, explica Cohen.

Es así como el autor logra transformar los altibajos propios de esa etapa de la vida en situaciones fantásticas, cómicas y con un posible final feliz cuya respuesta se encuentra en el país de maravillas.

Somos lo que hemos leído y esta es palabra de lector.

 

[email protected]