Gran Telescopio Milimétrico, producto de la interacción virtuosa entre política y ciencia

0
235
 (Xinhua/Jin Liwang) 

 Realizar eventos como capturar la imagen de un agujero negro debe ser muy inspirador para quienes estudian el Universo desde diversas disciplinas, dijo Loinard Laurent.

El pasado 10 de abril circuló por las redes sociales de todo el mundo la primera imagen de un agujero negro; las implicaciones de este descubrimiento son múltiples y van desde el avance de la ciencia básica, con la comprobación de la teoría de la relatividad general de Einstein, hasta las tecnológicas y la ciencia política, con la demostración de que es posible llevar a buen término un proyecto científico internacional que apoye al desarrollo tecnológico, económico y social de los países involucrados; sin embargo, hay una implicación más: incitar el interés de las nuevas generaciones por el pensamiento crítico y el conocimiento científico.

El doctor Loinard Laurent, investigador en el Instituto de Radioastronomía y Astrofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dijo en entrevista para el Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT):   “La oportunidad de vivir en un tiempo en el que se pueden hacer este tipo de descubrimientos debe ser muy inspirador para estudiantes interesados en disciplinas como: física, cómputo, manipulación de imágenes, instrumentación y otras más, y que son todos los aspectos de este proyecto”.

Más aún, esto abre nuevos campos de interés y oportunidad para los jóvenes en carreras científicas, que van desde lo teórico a lo aplicado y que se pueden llegar a convertir en una pasión, sobre todo cuando se alcanzan resultados tan trascendentales como el de dicha fotografía.

“No lo podía creer. Era realmente increíble porque además se ve la imagen exactamente como pensábamos que se iba a ver, es realmente algo sorprendente”, narró Laurent.

“No lo podía creer. Era realmente increíble porque además se ve la imagen exactamente como pensábamos que se iba a ver, es realmente algo sorprendente”, Loinard Laurent. (Foto: NCC).

Del interés a la realidad

Este parteaguas científico que David Hughes, director del Gran Telescopio Milimétrico (GTM) “Alfonso Serrano”, describió como algo único en la carrera de un científico y que, con emociones encontradas y difíciles de explicar, solo fue posible gracias a que en 2001 las autoridades legislativas y científicas del país le apostaron con todo a la ciencia.

Gracias a la visión y perseverancia del doctor Alfonso Serrano, quien estuvo al frente del proyecto hasta que desafortunadamente su muerte le impidió ver al instrumento trabajar en su capacidad total y embarcarse en el proyecto más interesante y relevante de la actualidad.

“Creo que el resultado del miércoles (10 de abril) muestra que fue un acierto el haber hecho la inversión para que México tuviera el GTM. Es un proyecto de largo aliento, es una gran infraestructura y en este momento México está pudiendo participar con grupos de varios países en el mundo en la obtención de la primera imagen de un agujero negro en el Universo, lo cual era algo que no se visualizaba hace algunos años”, explicó a su vez José Franco, ex coordinador del FCCyT.

Además, Franco señaló que aunque hoy en día la política científica del país transita por aguas turbulentas y no parece ser la más adecuada, los científicos están trabajando en temas de frontera, de gran impacto y envergadura: “Creo que eso muestra que las administraciones anteriores de Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) tuvieron la sensibilidad de apoyar la creación de un proyecto de esta magnitud y esperamos que la actual administración haga lo propio y se embarque en un proyecto de largo aliento para el futuro de nuestro país”, dijo el astrofísico.

Así, los sueños y la inspiración que genera este tipo de acontecimientos científicos en los jóvenes se podrá traducir en resultados concretos porque, como lo dijo el doctor Laurent: la astronomía y la ciencia en general “son un trabajo fascinante. Yo no me puedo imaginar hacer algo más interesante. Uno realmente se divierte haciendo estas cosas, es mucho trabajo pero uno no lo vive como trabajo”. (FORO COSNULTIVO CIENTÍFICO Y TECNOLÓGICO, AC)