CAPITALES

0
184

FRANCISCO TREVIÑO AGUIRRE

Los bancos en México, ¿usureros con licencia?

Si existen áreas de oportunidad para beneficio de los usuarios de la banca en México, es definitivamente en el cobro de comisiones que estos les cargan a sus clientes. Una propuesta realizada por el Senador Ricardo Monreal ha hecho temblar a las instituciones bancarias, al proponer unificar este tipo de cobros y reducirlas de manera importante. Tan solo en 2018 el ingreso por comisiones de los bancos fue superior a los 164 mil millones de pesos, estas incluyen las anualidades de las tarjetas de crédito, cobros de comisión por apertura de crédito automotriz e hipotecario, manejo de cuenta, comisiones por retiro de efectivo en cajeros automáticos y otros 5 mil 306 conceptos donde más de la mitad es producto de los créditos, que según la CONDUSEF, los usuarios pagamos. ¿Por qué si los bancos ya obtienen jugosos ingresos por los créditos otorgados, nos siguen pegando en el bolsillo? Simplemente porque 2 de cada 10 pesos de ingreso a los bancos, se generan por estos conceptos. Si bien la mayoría de los bancos en México son extranjeros, ¿porque las comisiones que cobran en nuestro país no lo hacen en otros? Porque existe una falta de regulación en este sentido. Por citar un ejemplo, en Reino Unido los servicios que otorgan los bancos son gratuitos, y una de las fortalezas económicas de esta región es precisamente su sector financiero. Creo que muchos estaríamos de acuerdo en pagar ciertas comisiones si los bancos otorgaran un servicio de atención más eficiente, pero al tener un sistema caro y malo, obviamente no hay congruencia. Aún y cuando un sector importante de los usuarios de los bancos lo hacemos en forma electrónica, hay trámites que se tienen que realizar en las sucursales físicas, por lo que si usted tiene que trasladarse al banco, prepárese a estar ahí un tiempo considerable, donde por experiencia le puedo comentar, llega a ser en ocasiones de más de 2 horas. ¿Banca por teléfono? Casualmente “todos los ejecutivos se encuentran ocupados”, por lo que también el tiempo de espera también es significativo, o termina el usuario por colgar. En otros países, la competencia entre las instituciones bancarias ha permitido que estos reduzcan sus comisiones y lleven a cabo una labor más eficiente, pero en México es tan malo el pinto como el colorado. ¿Tiene usted un buen historial crediticio y por cuestiones de información el banco cuenta con su número celular, de casa o de oficina? Prepárese a recibir de tres a cinco llamadas telefónicas diarias para que un ejecutivo le pueda dar a conocer los beneficios de contar con su tarjeta de crédito o un crédito pre aprobado. ¿Por alguna razón se pasó un día en el pago de su crédito? No se preocupe, una llamada a las 7:00 am del siguiente día le recordará que hace tiempo hizo usted un pacto con el diablo y le debe dinero, eso sí, con su respectiva comisión por pago atrasado y el cargo de intereses moratorios. Hoy por hoy, los bancos en México tienen que regular sus actividades o bien, que otros bancos con mayor orientación de servicio y atención al cliente puedan operar en nuestro país. Ojalá que la propuesta realizada por Ricardo Monreal fructifique, pero de ser así, prepárese a un incremento en las tasas de interés, los bancos no van a estar dispuestos a perder su mina de oro que pagamos todos los usuarios.

Twitter: @pacotrevinoa

email: [email protected]