Viven 12 mil la Procesión del Silencio en Viesca

0
171

Como toda una celebración de respeto a las tradiciones se llevó a cabo la quinta edición de la representación

Con todo el apoyo en promoción y seguridad del Gobierno del Estado de Coahuila, este Viernes Santo se llevó a cabo la edición número cinco de La Procesión del Silencio, un recorrido de fe, devoción y tradición en el Pueblo Mágico de Viesca, que contó con la participación de cerca de 200 cofrades y 12 mil feligreses que recorrieron las estaciones dolorosas acompañando a María en su regreso del Calvario.

La Procesión del Silencio, una de las representaciones más completas que existen a nivel nacional sobre el luto por la muerte de Jesucristo, se vivió en este Pueblo Mágico como toda una celebración de respeto a las tradiciones.

Por esto, tanto las secretarías de Cultura, la de Turismo y Desarrollo de Pueblos Mágicos y la de Seguridad, este viernes culminaron todo un proyecto de apoyo en promoción, proyección, seguridad y logística, que permitió a los visitantes disfrutar de una inolvidable experiencia.

En muchas partes del mundo hay eventos y representaciones del Calvario, en comunidades y ciudades se escenifican y viven con fervor actos de fe durante la Semana Santa, especialmente el Viernes Santo.

La Procesión del Silencio se trató de un recorrido de alrededor de un kilómetro que realizaron los cofrades pertenecientes a parroquias de Congregación Hidalgo y Coyote, partiendo de la Iglesia de Santiago Apóstol, recorrido que culminó con un concierto de arte sacro, en este caso amenizado por la Compañía de Ópera All Unísono.

En 1771 se fundó aquí la parroquia Santiago de Viesca, —el 25 de julio—, y desde entonces, como parte de la evangelización de América, se hacen las representaciones sacramentales para catequizar a los habitantes de los alrededores.

La Procesión del Silencio se realiza desde 1731, pero ahora en la Administración del gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís se impulsa mayormente a este Pueblo Mágico.

Este viernes, los visitantes que vinieron a esta celebración lo hicieron unos por un sentimiento religioso, y algunos más por esparcimiento en un pueblo que le da origen a La Laguna.

La Procesión del Silencio, aquí desde el 2015, fue declarada como día de reflexión y de descanso.

En la Procesión, a la cabeza del contingente marchó la banda de guerra “Legión Madero”, seguida de la imagen monumental de la Santísima Virgen, que era cargada por un grupo de hombres ataviados con túnicas y capuchas negras.

Al paso de los peregrinos, las calles del Centro de la Ciudad se llenaron de penitentes de las cofradías, personajes con túnicas y gorros en forma de cono invertido.

Tras ellos caminaban autoridades eclesiásticas encabezadas por el Obispo Emérito de Torreón, José Guadalupe Galván Galindo, y el sacerdote de la Parroquia de Santiago Apóstol, Gonzalo Limón, y sacerdotes procedentes de otras parroquias de la región.

En el recorrido se fijaron estaciones en las que se rezaba a la Virgen y se entonaban algunas melodías por parte del grupo los Cardencheros de Sapioriz.

Participaron de manera entusiasta habitantes del pueblo de Viesca y de otras regiones de La Comarca Lagunera y del País.

La Procesión del Silencio fue organizada de acuerdo a los colores de la liturgia del Viernes Santo, que es morado, negro, rojo sangre, vino y blanco, que le dan una vistosidad y luce con mucho respeto.

La Secretaria de Cultura del Estado, Ana Sofía García Camil, informó que en esta ocasión se contó con una cifra de 12 mil visitantes, y lo importante es que se le dio prioridad al corredor gastronómico y de artesanías a la gente de Viesca, lo que genera una derrama económica importante de unos 4 millones de pesos.

Se prepararon los dos hoteles con que cuenta esta cabecera municipal, más algunas habitaciones en hogares, a cuyos propietarios se les impartieron capacitaciones de cómo recibir a los visitantes.

La Procesión del Silencio, que se ha ido posicionando no sólo a nivel estatal sino nacionalmente a través de diversos medios, como la revista digital México es Cultura, de la Secretaría de Cultura Federal, que hace mención de las actividades que se desarrollan aquí, como un evento que rescata las tradiciones y donde el turismo religioso y cultural detonan la actividad económica de Viesca.

La alcaldesa Nadia Jaramillo Rodríguez indicó que el evento religioso y cultural, auspiciado por el Gobierno del Estado —a través de las secretarías de Cultura y la de Turismo y Desarrollo de Pueblos Mágicos, la Oficina de Convenciones y Visitantes, la Secretaría de Desarrollo Económico y la Diócesis de Torreón— es una forma de recibir una mayor cantidad de visitantes en este período de asueto.

Al final, los asistentes disfrutaron del concierto del grupo musical que interpretó Ave María, de Schubert; Panis Angelicus, de Cesar Franck; Ave María de Caccini; Padre Nuestro, de Albert H. Malotte; Oboe, de Gabrielle; Padre Nuestro, de Albert H. Malotte; Ave María, de Bartolomeo Cosenza; y Ave Verum, de W. A. Mozart, entre otras. (EL HERALDO)

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.

Comenta aquí este artículo:

comentarios