DE BUENA FUENTE

Ellas con las estrellas…

¿Puede la ex alcaldesa de Piedras Negras, Sonia Villarreal, llegar a la Secretaria de Turismo en sustitución de la paisana Lupita Oyervides?

Esa es la pregunta que corre en radio pasillo, luego de la insistencia de Lupina por abandonar la dependencia estatal que preside.

La falta de recursos es una de las razones que esgrime, aunque en realidad se afirma que prefiere otro cargo con mayor amplitud de movimiento.

Sonia la tiene más fácil, pues en la subsecretaria de asuntos políticos está bajo el cobijo  de Chema Frausto, y poco hace en el terreno político, poco apto para una mujer.

Sin embargo, la ex edil nigropetense tampoco se encuentra muy agusto que digamos, pues se acostumbró a la parafernalia y ahora se encuentra casi en alerta Amber.

La política fronteriza tiene ya resuelta su situación financiera de por vida, así es que la Secretaria de Turismo es un buen destino para ella.

Lupita quiere la diputación local, pero debe saber que hay una larga fila de políticos de Monclova que esperan su postulación para cobrarle tantas afrentas y agresiones.

Al tiempo…

 

            Se agotan las esperanzas…

Poco a poco se agotan las esperanzas para el doctor Mario Dávila, en su lucha por llegar a la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional.

El estimado medico fronterense libra batalla tras batalla, para hacer valer su triunfo en las urnas, luego de que Jesús de León Tello, actual dirigente, le jugo las contras y le gano con trinquetes.

Sin embargo, el Comité Ejecutivo Nacional apoya y apoyará al político lagunero, tras recibir un dossier con documentación confidencial en la que se enloda el nombre del médico pediatra.

Según trascendió, el supuesto expediente señala a Mario Dávila como un negociador que acordó con el PRI llegar a la dirigencia estatal del PAN, y trabajar en puntos de acuerdo, sin críticas feroces, y con objetivos comunes.

Ciertamente, y porque conozco la calidad moral del doctor y su profesionalismo, el presunto señalamiento es una falsedad, una infamia. “Difama, que algo quedará”, es la máxima que Chuy de León aplicó y le resultó.

 

Dos por uno…

El Coordinador Federal, Reyes Flores Hurtado presume a diestra y siniestra que merced a su insistencia, la Fiscalía General reabrió el caso de la matanza en Allende.

El tema es que en ese asuntillo puede salir raspado el Senador Armando Guadiana Tijerina, pues en ranchos colindantes a sus propiedades, transitaban y se escondían líderes de las bandas criminales.

¿A poco Reyes Hurtado no lo sabe? ¿Querrá matar dos pájaros de una pedrada?