ÍNDICE

 

            De gira por Monclova la semana anterior, el Secretario de Inclusión Francisco Saracho declaró que será él quien lleve la coordinación con los alcaldes, en el esquema “Vamos a Michas”, para las obras que se realizarán en mezcla de recursos estatales y municipales y precisó que eso incluye acciones de electrificación, introducción de agua potable y drenaje, y acciones de vivienda.

Llaman la atención los últimos tres rubros, pues tanto agua y saneamiento como vivienda son áreas específicas de la dependencia que está a cargo de Jericó Abramo Masso. Si efectivamente el manejo será como dijo Saracho, el de Acuña estaría recibiendo permiso para meterse en terrenos operativos de otra Secretaría.

Por lo visto Saracho se ha sabido meter en el ánimo de Miguel Riquelme, con todo y que en el mismo entorno cercano al gobernador se habla de lo difícil que es el trato con el de Acuña, y recuerdan cómo en más de una ocasión ha terminado distanciado de quienes en encomiendas anteriores fueron sus colaboradores de confianza.

Por lo demás, Saracho sigue haciendo ajustes en la Secretaría, llevando a su propio equipo, y corrigiendo vicios que heredó de Rodrigo Fuentes e Inocencio Aguirre.

Quién sabe si la limpia del Secretario de Inclusión vaya a alcanzar a algunas subsecretarías, y a coordinaciones como la de Monclova, donde por años se han señalado irregularidades, y recién llegado Saracho tuvieron el descaro de llevarle aviadores para presentarlos como supuestos promotores de programas.

–o–

            La cerrazón del Sindicato de Administrativos, que encabeza Gustavo Lara, en la Universidad Antonio Narro, no les ha permitido ver el riesgo en que ponen a la institución, y con ello su empleo, de persistir en el paro laboral y la sinrazón.

Si por años ha habido voces que se pronuncian por el cierre de la Universidad, ante los conflictos que históricamente ha vivido y los costos que representa frente a un número de alumnos que disminuye con el paso del tiempo, hoy el riesgo es latente con un nuevo gobierno federal que además de meter la guadaña a la menor provocación, tiene muy clara su estrategia de reclutamiento de adeptos y control creando precisamente nuevas universidades.

Para este mismo año le nacerá competencia a la Antonio Narro aquí en Coahuila, pues ya están etiquetados en el presupuesto federal recursos para dos nuevas universidades, una en Piedras Negras y la otra en Francisco I. Madero.

En específico en Madero abrirán con la carrera de Producción Agrícola y ofrecen capacidad inicial para 125 alumnos, que se ampliará hasta 300.

Si no reaccionan Lara y sus representados, pagarán las consecuencias, pero además afectan a estudiantes y a los académicos que no están en ese movimiento, y ponen en riesgo la viabilidad de una institución que por muchas razones es motivo de orgullo para Saltillo y Coahuila.

El Rector Mario Ernesto Vázquez tiene muy claro el escenario y juega con cuidado sus fichas, encaminado a que el conflicto se resuelva con una solución que privilegie el interés y la estabilidad de la Universidad, sin doblegarse a los chantajes de este sindicato.

Respecto al semestre académico, no todo está perdido. La tecnología permite que los estudiantes continúen con su preparación, pero eso depende del grado de responsabilidad de cada uno, y del compromiso de los maestros, pues mientras algunos han encontrado cómo poner a los alumnos a trabajar y estudiar, así sea a distancia, otros aprovechan el prolongado asueto para hacer más grilla.

–o–

            No ha logrado el Secretario de Seguridad José Luis Pliego Corona que todos los elementos a su cargo se comprometan con la filosofía de servicio y honestidad que el funcionario impulsa.

Siguen llegando del norte de la entidad quejas de los excesos de agentes de Fuerza Coahuila que con su ambición dejan mal parada a la corporación.

Criadores de aves de combate hacen ver que pese a tramitar y obtener los permisos federales para la celebración de peleas de gallos, para poderlas llevar a cabo tienen que pagar cuota a policías estatales que les argumentan que la actividad está prohibida en Coahuila.

No es cierto, no está prohibida, la Ley de Protección y Trato Digno a los Animales fue reformada precisamente a instancias de los criadores de aves del norte de Coahuila, y en el artículo 20 de ese ordenamiento se dice claramente que están exceptuadas las peleas de gallos y los rodeos.

Pliego Corona se ha comprometido a meter orden y cambiar las cosas, y seguramente está trabajando en ello, pero hay casos en donde debe apretar un poco más.

–o–

            Por cierto, sería oportuno que tanto el Secretario Pliego como el Fiscal General Gerardo Márquez revisen su política de comunicación en relación con los secuestros que se presentaron la semana pasada en Saltillo y esta semana en Monclova. Se entiende la confidencialidad de las investigaciones y el cuidado que se debe tener para no poner en riesgo a las víctimas, ni vulnerar su privacidad, pero antes de que esto desborde en psicosis habría que precisarle a la sociedad lo que se está viviendo y qué precauciones se deben tomar, pues el vacío de información se convierte en campo fértil para que las redes sociales difundan todo tipo de versiones que terminan en pánico.