“El Radio”, 99 años haciendo magnífico pan

0
265

 Coma pan para vivir más de 100 años… allí donde se escucha el radio

 ‘Ve por el pan allí donde se escucha el radio’, decían los saltillense que vivían cerca de la calle Múzquiz, entre Bravo y Rayón, al referirse a la panadería que hace 99 años echó a andar don Juan Guzmán, y uno de los pocos lugares que entonces contaban con uno de esos modernos aparatos para sintonizar estaciones.

El negocio terminó adoptando aquella referencia, por lo que se conoce hasta la fecha como “panadería El Radio”.

Fue fundada en 1920 por don Juan Guzmán, aunque la tradición panadera venía desde mucho tiempo antes, pues su padre don José Guzmán, había operado una panadería llamada “La Perla”, ubicada en la calle Aldama esquina con Padre Flores.

Conchas, donas, apasteladas, pastel de polvo, coronas, alambres, gaznates, orejas, chamucos, reposterías, polvorones, bisquetes, duraznos, quequis, bombones, molletes, empandas de piña, hojarascas, cuernitos, bigotes, barras de canela, empanada de hojaldre, pan francés y pan de caja, son algunos de los cerca de 40 tipos de pan diferente que día a día, desde las 6:30 de la mañana, se elaboran en la panadería El Radio.

La panadería fue operada de 1920 a 1957 por el fundador Juan Guzmán, quien falleció en su último año al frente de la misma. La batuta en aquel año la tomó su esposa Manuelita Morales y sus hijos mayores Roberto y Pepe. Fue en el 1966, en medio de una crisis panadera en la ciudad, que tomó las riendas del negocio don Luis Guzmán, quien permanece hasta la fecha liderando al equipo.

Cuando don Luis Guzmán aceptó hacerse cargo del negocio heredado de su padre, en Saltillo las panaderías vivían momentos difíciles, pues los panaderos, organizados en sindicato, habían prácticamente desmantelado algunas muy famosas de la época –como la Cebra y el Fénix- obligándolas a cerrar.

Pero El Radio se mantuvo con la llegada de don Luis. Actualmente es la panadería (de pan tradicional, no de pulque) más antigua de Saltillo aún en funcionamiento.

El negocio de don Luis también innovó a su llegada, pues se convirtieron en la primera panadería de la ciudad en ofrecer el autoservicio con charolas y pinzas, pues antes el vendedor tomaba el pan directamente.

También fueron los primeros en implementar la repartición en bicicleta, pues a pie ya era pesado en la creciente ciudad capital; y tiempo después los primeros en enviar el producto en vehículo.

El ‘mero mole’ de la panadería, como relata don Luis, era enviar a los panaderos con su canasta grande en la cabeza, caminando cual artista circense por las calles de Saltillo, y luego, repitiendo el acto pero pedaleando una bicicleta.

El Radio llegó a tener hasta 16 panaderos haciendo sus mejores creaciones y repartían el pan por todo Saltillo.

En la actualidad, son ocho los panaderos que trabajan en el negocio: Toño, Alonso, Asael, Edi, don Víctor, Mario, Paco y Pablo; además de Mandi, Bris, Anitaa, Sara, Chuy, Yolanda, Miguel, Carlos y Christian, que apoyan en otras labores de la panadería.

Según relataron don Luis Guzmán y su hijo Édgar Guzmán Cabello, el proceso en la actualidad sigue siendo el mismo que hace 99 años, y eso es lo que ha hecho que el pan de El Radio conserve el mismo sabor y por ello siga siendo el preferido de los clientes.

“La gente sigue viniendo, porque sigue habiendo un proceso tradicional, la fermentación es más larga, el horno sigue siendo un horno de bóveda, el de toda la vida”, asegura Edgar.

Don Luis dice que muchos de sus clientes lo han sido de toda la vida, que ha visto crecer a algunos y partir al otro mundo a otros. En algunas ocasiones vienen personas de otros barrios o ciudades buscando pan para sus familiares, porque les pidieron que fuera exclusivamente de El Radio.

Después de las  6:00 de la tarde en la calle Múzquiz comienza el desfile de señoras y señores, todos salen de la panadería con su bolsa de papel estraza en la que llevan el pan para la merienda de la tarde-noche.  El favorito de todos es sin duda alguna la concha.

“Pueden sacar otros panes, pero te aburren, la concha no. Pero la concha se tiene que acompañar con su café, chopeadita”, dice don Luis.

Aunque para los clientes de El Radio también están entre sus favoritos las donas de chocolate, el famoso pan de caja y las empanadas de jamón con queso.

Don Luis se dice muy orgulloso de que su panadería esté a punto de cumplir 100 años, pues fue algo que visualizó hace 53 cuando tomó las riendas del negocio familiar, aunque anuncia que a los 100 años será su despedida.

“Ya a lo mejor el otro año que lleguemos a los 100 se acabe todo”, dice.

Don Luis Guzmán

Pero la realidad es que sus hijos Edgar y Alberto (con otra sucursal en la calle Ramos Arizpe) van a seguir con el proyecto de sus antepasados.

Don Luis da por último dos consejos: el primero, que para lograr que algo dure tanto como El Radio, el único secreto está en trabajar, “es lo más sencillo del mundo, trabajar 16 horas diarias”.

El segundo, que para una larga vida personal hay que consumir pan, y para eso pone de ejemplo a sus familiares, quienes vivieron más de 100 años desayunando y merendando pan, “si te dan un año de puro bistec te mueres, pero no me digas que el trigo del pan te va a hacer daño”.  “Tengo al menos 65 años que no he dejado de comer ni un solo día pan”, finaliza. (JOSÉ TORRES)

Acerca del autor
Reportero Multimedia. Periodista de barrio y contador de historias apasionantes. Premio Nacional de Comunicación «José Pagés Llergo» 2017. Premio Estatal de Periodismo 2015, 2016, 2017 y 2018
×
Reportero Multimedia. Periodista de barrio y contador de historias apasionantes. Premio Nacional de Comunicación «José Pagés Llergo» 2017. Premio Estatal de Periodismo 2015, 2016, 2017 y 2018