CAFÉ POLÍTICO

0
406

THE WALKING DEAD

Como si fuera estampida, así salieron este viernes los empleados de confianza de la presidencia municipal. Huyeron despavoridos al saber que una marcha de 900 protestantes acudía al edificio de la Plaza Mayor. El alcalde Jorge Zermeño haría lo propio; desertaba de su chamba y se escabullía por la puerta de atrás. Es que universitarios, colectivos, ONGs, y gente que se sumó a la marcha, iban a platicar con la primera autoridad sobre el asunto del aumento del pasaje. Un soberbio, medroso y espantado secretario del Ayuntamiento, Sergio Lara, daba órdenes para que los empleados salieran lo más rápido posible; para que “apagaran” los elevadores; para que las cajas dejaran de cobrar. “Andaba como loco”, coinciden los que lo vieron por varios pisos del edificio, incluso gritando. Pareciera una escena dantesca de la serie The Walking Dead. Y todo porque los ediles panistas de manera ilegal e injusta habían concedido el aumento al pasaje de autotransporte urbano.

INSENSIBILIDAD Y RUDEZA

En lugar de privilegiar el diálogo como instrumento de buena gobernanza, el gobierno de Jorge Zermeño (por órdenes de él, de quien más), abandonaron la sede del poder municipal a la vez que acordonaba el área de la Plaza Mayor con cientos de policías municipales; muchos de ellos armados y encapuchados (hay fotografías y videos). Un error gravísimo de las autoridades que gracias al Eterno, no desembocó en una tragedia. Vaya insensibilidad y rudeza. Todo esto derivo en escándalo en virtud de que el  Ayuntamiento no sometió a consideración de la sociedad civil, los estudios de factibilidad sobre el incremento de marras. Y no lo dio a conocer por la sencilla razón de que no existe. A nadie se le ocurrió elaborarlo, pero a pesar de ello, la regidora panista Ana María Betancourt propuso  que el incremento fuese de 11 pesos a 20. Esta descabellada propuesta de la indolente e insensible “Anita”, trajo como resultado que la pasada sesión de Cabildo se “incendiara” y que el público que acudió a la sala, se le fuera a la yugular. Es decir, la falta de oficio político de quienes gobiernan Torreón, dio al traste a un buen acuerdo con el fin de evitar este tipo de escándalos.

PRIVILEGIAR EL DIÁLOGO

Ahora bien, mientras decenas de ciudadanos fueron encerrados dentro de la Presidencia Municipal −ya que cuando acudieron a hacer pagos, ya no los dejaron salir−, Zermeño y varios de sus colaboradores deleitaban exquisitas botanas, viandas y bebidas bien frías en el lujoso Hotel Real Inn, frente al Parque España. Así de ese tamaño. Creemos que el alcalde está mal coucheado por colaboradores muy cercanos que solo lo que buscan no es el bien común, sino como hacer negocios al amparo del poder. Lo más grave es que JZI no se da cuenta, o de plano le importa un comino lo que hagan al seno de su administración. Le recordamos que en cualquier democracia, en los tres órdenes de gobierno, se enaltece y honra el diálogo como instrumento para llegar a acuerdos, de impulsar la mejor forma de hacer política ya que el diálogo concilia y suma, a la vez que destaca las coincidencias y hace de las discrepancias razón de fortaleza. De ahí la importancia que tiene el valor de la tolerancia ya que Zermeño es muy dado a sulfurarse –a las primeras de cambio– con los medios de comunicación. Vamos, su intolerancia le ha servido para que continúe cometiendo errores. Lo peor del caso es que es en detrimento de la comunidad.

OTRA VEZ PEDRO LUIS

Por cierto, y sigue la mata dando. Ahora le tocó el turno de hacer el oso –otra vez–, a Pedro Luis Bernal Espinoza, Director de Tránsito y Vialidad. Resulta que este polémico funcionario no sale de una bronca cuando ya se metió en otra. Y vaya que ya lleva varias, porque sus superiores no le dicen nada. Mire Usted, varias agentes de tránsito (féminas) acusaron a Pedro Luis de malos tratos, de abusos laborales ya que un día sí y otro también comete excesos con ellas al tratarlas con la punta del pie. De ahí que una agente al ver que en la presidencia municipal protegen a Bernal Espinoza (igual que a otros  funcionarios inmorales), acudió a presentar una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Coahuila (CDHEC) cuyo recurso se encuentra en proceso bajo el expediente CDHEC/2/2019/085/Q. En el documento –queja–, la agente acusa a Pedro Luis de «Violación al derecho a la legalidad y seguridad jurídica, en su modalidad de ejercicio indebido de la función pública».

CLARO QUE NIEGA LOS HECHOS

Los hechos que narra la mujer de Vialidad se dieron en la esquina de Bulevar Revolución y Calzada Colón, en la esquina del Instituto Tecnológico de La Laguna. Ella en su queja señala que Bernal Espinoza le había tocado sus pechos de forma brusca. «Se regresa y toma mi gafete y lo voltea para que la fotografía que porta dicho documento quede al frente y con su mano abierta me lo presiona apretando mis pechos, lo cual hizo en forma brusca, entonces le dije que no me gritara y que no me tocara, y me contestó que él era el director y que hacía lo que él quería, y que me estaba dando una orden». Lógico es suponer que Pedro Luis negó los hechos. Y al contrario, le revirtió la queja a la quejosa en el sentido de que había cometido desacato ya que no “me hace caso”.

PÉSIMO FUNCIONARIO

Pedro Luis es como todos los reos que están en los Ceresos. Todos son inocentes, blancas palomitas. En los Ceresos no hay asesinos, defraudadores, matones, rateros, violadores, ya que todos son inocentes. Si claro, como no. Pero quienes conocen tan bien al jefazo de los voraces mordelones, apuestan tronchado –doble contra sencillo–, que cuando a Pedro le dan algún “hueso”, se transforma, se convierte, se deforma, se desfigura, todo para mal. Cabe destacar que este pésimo funcionario lleva varias malas, pero el Jefazo de la presidencia, todo le perdona. Estaremos pendientes.

 JAVIER BORREGO

En otro tema productivo. Quien continúa muy activo en su distrito es el diputado federal moreno, Javier Borrego Adame. Este sábado, Javier acompañó al senador zacatecano, José Narro Céspedes (Morena), quien visito Francisco I. Madero (Chávez) para dar a conocer a productores agropecuarios de la región, los detalles de la propuesta de reforma de la Ley Agraria. Cabe destacar que tanto Narro como Borrego hablaron de las ventajas de dicha reforma que vendría a resolver la problemática del campo y sus familias. Narro Céspedes es presidente de la Comisión de Agricultura del Senado de la República. Por cierto, el alcalde Jonathan Ávalos, aprovechó la ocasión para solicitarles a los legisladores que se traigan el Crédito Ganadero a la Palabra, que dicho sea de paso, no ha aterrizado en la Comarca. Sin duda Javier ha sido uno de los diputados más productivos, quien más le ha echado ganas a su labor de visitar con regularidad los 12 municipios que conforman su distrito que es el 02. La verdad es que hay mucha diferencia con otros legisladores  que nomás ganaron en las urnas, y nunca regresaron.

LO ABUCHEAN DE A FEO

“El que la hace, la paga” y “Machetazo a caballo de espadas” rezan los refranes populares. Ahora se le volteó el chirrión por el palito al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Este sábado al acudir como invitado de honor a inaugurar el estadio de béisbol de los Diablos Rojos de México, la raza lo agarró a carrilla al abuchearlo en tres ocasiones. Es decir, el que a hierro mata, a hierro muere, ya que Andrés Manuel pagó una de las que debe, de tantas que les ha hecho a los gobernadores cuando los visita. Vamos, “el que se lleva, se aguanta”. Claro que AMLO se salió por la tangente ya que cuando algo no le gusta y le molesta, busca a quien echarle la culpa. «No voy a hablar mucho porque hay algunos de la porra del equipo fifí (…) Pero la mayoría de la gente está a favor del cambio», sentenció.

«¡FUERA, FUERA, FUERA!»

«¡Fuera, fuera, fuera!», le gritaron. Quien iba pensar que a pesar de haberles  quitado más de dos mil millones de pesos a las estancias infantiles, para etiquetarlos a programas que promoverán el béisbol en las diversas regiones del país, los aficionados al “rey de los deportes” le abuchearan con lindo fervor. Huelga decir que López Obrador durante su discurso, que duró solo 2 minutos, dijo que seguirá combatiendo a la mafia del poder. Ya shiale de veras. Y claro, como a AMLO no se le da el buen discurso, criticó las expresiones de rechazo y se las atribuyó a los fifís, como siempre. Ahora bien, al no llevar acarreados, al no estar ante auditorios a modo, al no llevar porras pagadas, López Obrador debe irse acostumbrando a enfrentar la realidad. Huelga decir que el Presidente ha perdido presencia y fuerza en las redes sociales. La inseguridad y la caída de la economía harán que su alta popularidad baje. De ahí que una corriente de analistas coinciden en que AMLO debe participar en las boletas de las elecciones próximas. ¿Por qué? Porque a dos años de su mandato su popularidad va a ser igual que la de los últimos presidentes del PRI y del PAN. Es que todo lo que sube, baja. Hasta los astronautas.