Maduro denuncia que célula terrorista desactivada planeaba ataques contra hospitales y cuarteles de Venezuela

 (Xinhua/Presidencia de Venezuela)

Caracas.- El presidente venezolano, Nicolás Maduro, reveló durante la noche de este jueves que la célula desmantelada el mismo día por el servicio de inteligencia del país tenía como objetivo atacar algunos hospitales y cuarteles así como estaciones del metro de Caracas.

«Tenían varios objetivos, cuarteles y unidades militares con mercenarios colombianos y centroamericanos, unos hospitales con tipo de falsos positivos, estaciones del metro y otros objetivos», dijo Maduro en una transmisión televisiva.

El mandatario calificó a los detenidos durante la operación como «grupo terrorista» y explicó que han sido capturados «con armas y dinero» y que, según indicios oficiales, «estaban conspirando para traer mercenarios de Colombia».

Según aseguró, el principal detenido, Roberto Marrero, es personal muy cercano y «jefe de despacho» del dirigente opositor Juan Guaidó.

«Debe saber el país y el mundo que estamos desmembrando a un grupo que contrató a mercenarios de Colombia y Centroamérica, que está manejando mucho dinero», dijo Maduro, al tiempo que denunció que el financiamiento de dichas actividades violentas llega a su país proveniente de EEUU.

«Quiero que quede claro que al Gobierno venezolano no le temblará el pulso para combatir a los grupos terroristas, para llevarlos a la cárcel, eso no es política lo que ellos hacen, simplemente terrorismo», advirtió Maduro.

Horas antes, el ministro del Interior venezolano, Néstor Reverol, detalló que los detenidos también planificaban «atentar contra la vida de políticos, militares, magistrados del Tribunal Supremo de Justicia y efectuar actos de sabotaje a los servicios públicos para crear caos en la sociedad venezolana».

Este jueves fueron detenidos por las autoridades venezolanas el abogado Roberto Marrero Borjas y el escolta Luis Alberto Páez. Reverol los acusó de pertenecer a una organización delictiva más grande e indicó que tenían «gran cantidad de armas de fuego». (XINHUA)